Adrián Barbón y José María Pérez rompen la tensión interna

Los dos aspirantes a la secretaría socialista coincidieron en la inauguración de la nueva sede

Adrián Barbón y José María Pérez, en el sede de la FSA
Adrián Barbón y José María Pérez, en el sede de la FSA

Oviedo

La inauguración de la nueva sede de la Federación Socialista Asturiana (FSA-PSOE), un local de 1.300 metros situado en La Ería, ha servido hoy para evidenciar las tensiones internas que agitan al partido en un momento en el que encara un proceso de primarias al que concurren el alcalde Laviana, Adrián Barbón, y el portavoz socialista de Gijón, José María Pérez.

Ambos coincidieron hoy en la inauguración de los nuevos locales de la FSA-PSOE, un acto que contó con la presencia del actual secretario general y presidente del Principado, Javier Fernández, aunque en ningún momento se les vio a los tres juntos.

El jefe del Ejecutivo asturiano sí saludó a José María Pérez al entrar en la nueva sede en un momento en el que aún no había llegado Adrián Barbón, con quien el jefe del Ejecutivo no coincidió en ningún momento durante el recorrido por el interior de las instalaciones, a pesar de estar separados por escasos metros.

Barbón también se mantuvo apartado de Pérez durante toda la visita, hasta que éste último, tras ser preguntado por los periodistas sobre el distanciamiento que se podía apreciar entre ambos, se decidió a dar un apretón de manos y un abrazo al alcalde de Laviana, que se encontraba en la calle, y lejos del resto de la comitiva, por problemas de alergia, según afirmó.

Previamente el presidente del Principado había dicho que hoy se inauguraba «la casa de todos los socialistas y del PSOE», pero evitó pronunciarse sobre los precandidatos y la unión del partido.

«No me pregunte por esas cosas», señalo el presidente al ser requerido sobre si la nueva sede podía convertise en la de la unión del PSOE asturiano.

Barbón, que durante la visita no quiso entrar en el despacho reservado para el secretario general del partido, y se limitó a verlo desde la puerta, señaló posteriormente a los periodistas que estaba seguro que esta nueva sede iba a ser la casa de todos los socialistas y de los asturianos, que se iba a llenar de vida y de idas sobre cómo debe ser el futuro.

Advirtió de que no tenía ningún problema en saludarse con Javier Fernández y con el otro precandidato y aseguró que su candidatura es «la del cambio y la integración que ya se está produciendo» porque no sólo están en ella todos los que apoyaron a Pedro Sánchez, sino también otros que hicieron lo propio con Patxi López o Susana Díaz.

En su opinión, esa es la integración que hay que perseguir en el PSOE asturiano «y no la de cuatro en un despacho repartiendo puestos».

«Hay que recuperar la fraternidad para recuperar a la militancia porque se puede tener esa fraternidad y discutir a la vez libre y abiertamente sobre posiciones y planteamientos distintos», afirmó el otro precandidato a la Secretaria General de la FSA-PSOE.

Según Pérez, el PSOE es lo que une a todos los militantes y lo que está en discusión en este proceso son «diferencias de matiz» que separan su posición de la de Adrían.

Asimismo, ha asegurado que no tiene ningún inconveniente en estar conjuntamente con Adrian con el que ha dicho tener una relación personal muy cordial desde hace años y que «este proceso no tiene por qué alterar».

La inauguración de la sede, que cuenta con un auditorio con capacidad para 280 personas obra del arquitecto Julio Valle, contó con la presencia del presidente de la Junta, Pedro Sanjurjo, consejeros como Fernando Lastra, diputados regionales , como el nuevo portavoz socialista, y alcaldes, entre ellos, Mariví Monteserín, regidora de Avilés.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Adrián Barbón y José María Pérez rompen la tensión interna