Imagen:

Claves y consejos para encontrar empleo

La Voz ofrece un itinerario de búsqueda de trabajo que puede contribuir a facilitar el acceso o reincorporación al mundo laboral


Oviedo

¿Cómo se realiza un itinerario de búsqueda de empleo? ¿Por dónde se empieza? ¿Son efectivas las webs de empleo? ¿El Servicio Público de Empleo (SEPE) avisa a los candidatos para alguna oferta? ¿Puedo conseguir un trabajo a mi edad? ¿Cómo adquiero experiencia laboral si no me dan oportunidades para un primer empleo? Son algunas de las preguntas más frecuentes que se pueden plantear cuando una persona engrosa la lista del paro y quiere acceder o reengancharse al mercado laboral.

La Voz de Asturias aporta algunas ideas para aumentar su abanico de posibilidades si no dispone de un padrino o una madrina que le facilite su incorporación a la vida laboral activa y, por supuesto, remunerada.

El valor en el mercado laboral

El perfil de la persona desocupada abarca una amplia horquilla: desde jóvenes universitarios o sin formación ni cualificación alguna, carentes de experiencia laboral previa o que han trabajado en la economía sumergida, a personas en la franja de edad de los 30 a los 50 y pico años que se han visto afectadas por ERES, despidos o extinción de sus puestos de trabajo, tanto en oficios como en profesione,s donde o bien están sobrecualificados o acaban reciclados a otras profesiones.

La primera clave es saber: ¿Cuál es la realidad actual del mercado laboral?, ¿Qué profesiones u oficios son los más demandados? Es importante conocer cuál es nuestro valor en el mercado laboral, qué podemos aportar que nos diferencie de los demás candidat@s. Hay  que iniciar el itinerario descubriendo los puntos fuertes, potencialidades, competencias y fortalezas para potenciarlas, al tiempo que se tratará de corregir los puntos débiles.

El perfil y la marca personal

Para realizar esta labor de introspección personal hay que plantearse las siguientes preguntas: ¿Qué conocimientos tengo?, ¿qué sé hacer?, ¿qué sé hacer mejor?, ¿qué tipo de trabajo quiero hacer?, ¿en qué sector quiero trabajar y en qué empresa me gustaría estar trabajando?, ¿qué condiciones aceptaría? Y su resultado será el perfil profesional. El siguiente paso será comparar el perfil con el que busca el mercado laboral.

Los cursos de formación son una de las vías para alcanzar los puntos fuertes. A partir de su consecución nace la marca personal que permite destacar y el reconocimiento en el entorno laboral actual competitivo para que el currículum deje de ser uno más del montón. La página web de orientación del Ayuntamiento de Gijón tiene un apartado donde se pueden comprobar los puntos fuertes.

La agenda y las metas

Una vez que ya se saben cuáles son las principales cualidades y habilidades que marcan la diferencia, hay que organizarse para saber por dónde se empieza la búsqueda de empleo o el cambio a una nueva empresa y para ello hay que tener una agenda donde se apunten diariamente los objetivos a realizar, en lo que ha de convertirse en una rutina diaria, porque buscar un trabajo es un trabajo en sí mismo.

Una agenda permitirá ordenar la información relacionada con la búsqueda de empleo. Para que sea útil hay que registrar todas las acciones realizadas y tareas pendientes relacionadas con el empleo, así como los resultados que se van obteniendo y los contactos que se van generando.

Antes de elaborar la agenda hay que decidir qué tareas se van a realizar, ordenarlas según la prioridad y con fechas límite para realizarlas. Hay que marcar objetivos diarios y semanales. Lo que se haga, sea mucho o poco, hay que hacerlo bien. Hay que empezar por metas fáciles de conseguir y sin marcar horarios intensivos. Es más efectivo empezar poco a poco, realizar todos los días la misma rutina y a horas similares, como si se estuviera trabajando.

 «Mover» el currículum

Ha llegado el momento de rentabilizar toda la información conseguida hasta este momento y acceder al mercado laboral. A partir de ahora, hay que empezar a «mover» el currículum, contactando con los responsables de Recursos Humanos. Es necesario cuidar algunos aspectos en el currículum como no mentir; realizar uno personalizado para ofertas concretas, no hacer uno estándar y que sea ordenado, preciso en fechas y datos, estar actualizado, cuidar la redacción y vigilar que no incluya faltas de ortografía.

Todas las personas que buscan empleo o una nueva empresa necesitan, para esta tarea, conocer y manejar de manera óptima las herramientas que les acerquen a su objetivo profesional y les faciliten llegar hasta el final con éxito.

Cada una de ellas tiene una función: la carta de presentación  sirve para llamar la atención de la persona que selecciona y causarle una primera impresión positiva del perfil personal y profesional a la persona que selecciona. Su objetivo final es conseguir una entrevista.

Una vez que ya se ha elaborado un currículum competitivo, está organizada la agenda de búsqueda de empleo, se han localizado ofertas de empleo o contactado con empresas, el siguiente paso a seguir es conocer cómo se realizan los procesos de selección, qué tipo de pruebas pueden realizar y prepararlas bien.

El proceso de selección y la entrevista

Desde el mismo momento en que se contacta por teléfono, se envía o se presenta un currículum para acceder a una oferta de trabajo o a una empresa empieza a postularse la candidatura. Por ello hay que preparar bien el proceso de selección, conocer qué tipo de pruebas pueden solicitar, qué dinámicas de grupos y qué preguntas pueden plantear. La motivación y la actitud son tan importantes como las respuestas. En este punto es necesario conocer bien la empresa y el puesto al que se opte ante el planteamiento de posibles cuestiones relacionadas con la actividad y las razones que inclinarían a los reclutadores a seleccionar la candidatura frente a otras similares.

Enlaces de empleo

Trabajastur y LinkedIn son algunas de las principales referencias para iniciar una búsqueda de empleo. A ellas se suma, entre otras, la siguiente selección de enlaces de empleo por si son de utilidad: es.bebee.com (por ocupaciones), primerempleo.com (becas y prácticas para personas sin experiencia), emplea.universia.es (para universitari@s con prácticas, becas, empleo, recursos y enlaces), encuentraempleomayoresde50.org (empleo a partir de esta franja de edad). Para personas que tengan alguna discapacidad hay, entre otras, fundacionuniversia.net, isencial.com (ofertas y directorio de centros especiales de empleo) y fundaciononce.es.

Valora este artículo

9 votos
Etiquetas
Paro LinkedIn INEM
Comentarios