FACUA denuncia que el Principado cerrará 300 camas en hospitales públicos en verano

La asociación de consumidores exige a la Consejería de Sanidad que explique los motivos por los que toma esa decisión pese a tener una lista de espera de 17.000 pacientes

Pacientes en la sala de espera del HUCA
Pacientes en la sala de espera del HUCA

Redacción

El Principado cerrará 300 camas en hospitales públicos en los meses de verano. Al menos esa es la denuncia de FACUA-Consumidores, asociación que pide explicaciones a la Consejería de Sanidad por tomar esta medida a pesar de tener una lista de espera de más de 17.000 pacientes.

La asociación, a través de su delegación territorial en Asturias, ha conocido la intención del Gobierno autonómico suprimir camas hospitalarias en distintos centros médicos de la comunidad durante el verano. Entre ellos, destaca de manera especial el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), en el que «se cerrarán 80 camas hasta septiembre», según FACUA. En conjunto, los hospitales asturianos cerrarán «290 camas, pese a tener a más de 17.000 pacientes en listas de esperas», denuncia la organización. Por este motivo, ha pedido «información detallada» que justifique esos recortes de prestaciones sanitarias durante los meses de verano.

FACUA recuerda que la propia Constitución Española reconoce el «derecho a la protección de salud» y establece que «compete a los poderes públicos organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas y de las prestaciones y servicios necesarios». Y añade, en el escrito remitido a la Consejería de Sanidad del Principado que el Estatuto de Autonomía para Asturias reconoce que corresponde a este «el desarrollo legislativo y la ejecución en las siguientes materias: Sanidad, higiene y coordinación hospitalaria en general, incluida la Seguridad Social».

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

FACUA denuncia que el Principado cerrará 300 camas en hospitales públicos en verano