La izquierda se busca pero no se encuentra en Asturias

IU teme que las conversaciones encallen antes de empezar porque Podemos no ha respondido a sus propuestas. La formación morada califica de «interesantes» los planes de la coalición. El PSOE no mueve ficha

Daniel Ripa y Ramón Argüelles, encabezaron las delegaciones de Podemos e IU que se reunieron en la Junta General del Principado.Daniel Ripa y Ramón Argüelles, encabezaron las delegaciones de Podemos e IU que se reunieron en la Junta General del Principado
Daniel Ripa y Ramón Argüelles, encabezaron las delegaciones de Podemos e IU que se reunieron en la Junta General del Principado

Redacción

Ni siquiera han llegado a sentarse en la misma mesa. La negociación entre Izquierda Unida (IU) y Podemos para promover un pacto de izquierdas en Asturias corre el peligro de entrar en vía muerta casi antes de empezar. Hace dos semanas los responsables de ambas formaciones, Ramón Argüelles y Daniel Ripa, daban por iniciadas las conversaciones en una reunión de carácter político. Desde entonces no se ha celebrado ni una sola reunión técnica para avanzar en esa Ley de Emergencia Social que, en teoría, pretenden presentar en septiembre. IU ha remitido documentación sobre cómo quiere reformar el Salario Social y ha trasladado hasta los nombres de los negociadores. Ahora ultima su idea para luchar contra la pobreza energética. Pero no ha obtenido respuesta. Podemos, por su parte, señala que la propuesta es «positiva» y un punto de partida «interesante». Así lo han confirmado fuentes de la formación a La Voz. El problema es que IU asegura que a ellos nadie les ha dicho nada. En medio de esta tormenta de verano, el PSOE se presenta como un testigo mudo que no ve necesario mover ficha.

IU encabeza las conversaciones

La coalición insiste en que agosto debe ser un mes hábil. La situación política, económica y social lo requiere. Un alto cargo de IU ha reconocido que, en este contexto, «las personas pueden irse de vacaciones pero los partidos no». Su prioridad es componer una Ley de Emergencia Social que resuelva los problemas de los ciudadanos y que el PSOE no pueda rechazar. Por eso, el primer punto fue el salario social, con la idea de que los beneficiarios puedan reengancharse después de firmar contratos laborales temporales, sin necesidad de afrontar complejas tramitaciones burocráticas que muchas veces les disuaden de acceder al empleo. En la misma línea, el segundo punto será la lucha contra la pobreza energética. Ese apartado está en fase de elaboración y quedará listo la próxima semana. La coalición irá nombrando a dos o tres negociadores por bloque para tratar de agilizar las conversaciones lo máximo posible, para ir cerrando capítulos.

Esa pretendida agilidad no está encontrando eco en Podemos. Dirigentes de la coalición han asegurado que al otro lado solo han encontrado silencio. Pero en esta parálisis, el papel que IU dice haber asumido es el de «la unidad y la solvencia». En términos prácticos, esto se traduce en que seguirá remitiendo propuestas de temas sociales concretos de forma periódica, todo el mes de agosto, con los nombres de los negociadores en cada materia. «Y, después, que digan públicamente no», ha resumido la estrategia un dirigente. Su temor es que el interés negociador de Podemos sea solo una pose de cara a la galería y que se mantenga encastillado en su táctica de derribo al PSOE. «Es inmoral no sacar temas importantes por estrategia y, además, es una torpeza. El PSOE no va a desaparecer y tendrán que terminar entendiéndose. Tenemos que acostumbrarnos a la política plural», han señalado fuentes de la coalición.

La percepción de Podemos

No parece que Podemos tenga la misma percepción. Fuentes de la formación morada han destacado «la buena sintonía con IU» y han asegurado «que los equipos de trabajo de ambas formaciones seguirán trabajando durante el mes de agosto». Es decir, su intención es verse las caras a lo largo del mes. Han valorado de forma positiva las propuestas de IU y han precisado que las ideas son interesantes, aunque «hay que ver de qué manera se puede encajar jurídicamente».

En este frágil equilibrio, para Podemos son importantes algunos gestos de IU. Han destacado, por ejemplo, que «haya asumido la propuesta de Podemos de presionar al Gobierno para conseguir que el asturiano esté más presente en la TPA». «Llevamos intentando desbloquear la comisión de la RTPA en la Xunta Xeneral y que se pueda seguir avanzando pero sigue sin convocarse», han argumentado.

Los socialistas 

El PSOE también tiene su papel. El presidente del Principado, Javier Fernández, remitió a finales de junio una carta a las dos formaciones instándoles a negociar un pacto de izquierdas. Desde entonces, espera. Fernández aprovecha cualquier acto público para recordar esta mano tendida, aunque ni han promovido ni han existido contactos. El último recordatorio tuvo lugar esta misma semana, durante una visita al Chao de San Martín. «Si hay 28 diputados en la cámara regional de izquierdas, lo normal es que esa mayoría política se transformase en una mayoría parlamentaria, pero eso no depende de mí», señaló Fernández.

Esta falta de concreción indigesta a los dirigentes de IU, que decidieron lanzarse a la negociación de Podemos «ante la parálisis del Gobierno regional». Las bases comenzaron a pedir explicaciones por los incumplimientos de lo que ya consideran «un acuerdo de investidura fallido» y la dirección tomó la iniciativa. «La idea es sumar 14 no para enfrentarse al PSOE sino para sumar 28 en la Junta General», han recordado algunas fuentes. Pero también han reconocido que el presidente del Principado no puede escudarse en su carta y sentarse a esperar. «El presidente es el cirujano en la operación y tiene que implicarse en este acuerdo político más allá de las invitaciones en los medios», han insistido visiblemente molestas.

El escenario que se abre a la vuelta del verano no es especialmente estable. Las primarias para elegir secretario general de la Federación Socialista Asturiana (FSA) tomarán velocidad de crucero. «¿Qué pasará cuando gane Adrián Barbón? ¿Qué va a pasar con el Gobierno», se preguntan desde IU.

Tags
Comentarios

La izquierda se busca pero no se encuentra en Asturias