Centro penitenciario de Villabona

Ocho presos yihadistas, bajo la lupa de Villabona

El centro penitenciario asturiano mantiene un seguimiento «estricto y exhaustivo» de los reclusos islamistas clasificados como Fies


Oviedo

Ocho reclusos yihadistas se encuentran ingresados en el centro penitenciario de Asturias, según han confirmado fuentes penitenciarias. Estos internos están catalogados dentro del Fichero de Internos de Especial Seguimiento (FIES), lo que implica un «control estricto y exhaustivo» de todos sus movimientos durante su estancia en la cárcel.  

A los rígidos controles de vigilancia se suman las fuertes restricciones en su régimen de comunicaciones. Un seguimiento que permite conocer tanto sus relaciones dentro del recinto penitenciario como el contacto que mantiene con el exterior.

Evitar captaciones y radicalizaciones

Fuentes penitenciarias aseguran que los presos yihadistas no se suelen relacionar con otros internos y se vigila especialmente su acercamiento a otros reclusos musulmanes, de los que  «se desconoce si son yihadistas o no», para evitar posibles captaciones y radicalizaciones.

El tema terrorista es especialmente delicado y por ello fuentes penitenciarias no son muy proclives a aportar datos relacionados con este tipo de internos. Como norma general, en los supuestos en los que se aprecia que el preso bajo vigilancia puede estar intentando captar a otros reclusos, «la primera decisión que se adopta suele ser la de recluirle en un módulo de Aislamiento e iniciar los trámites para su traslado a otro centro penitenciario», indican las mismas fuentes.

Estos presos mantienen comunicaciones y visitas con sus representantes legales y con sus familiares igual que el resto de reclusos, la única diferencia es que, en Aislamiento, tienen una restricción mayor, especialmente en su régimen de comunicaciones. Así, este tipo de reclusos tienen más vigilancia y disfrutan menos horas de salida al patio.

Con los presos yihadistas de Asturias no es una excepción, aunque los internos de Villabona no son considerados de un perfil alto. «No hay imanes», corroboran.

Las últimas estadísticas oficiales cifraban en 226 el número de presos relacionados con el yihadismo recluidos en las cárceles españolas.

Valora este artículo

7 votos
Etiquetas
Terrorismo yihadista Religión Terrorismo
Comentarios