La operación retorno con sangre de los funcionarios de Villabona

El sindicato Acaip emprende una campaña de donación masiva para denunciar las 360 agresiones que sufrieron en su entorno laboral el año pasado, 8 de ellas registradas en Asturias

José Luis Pascual, presidente nacional de Acaip, donando sangre
José Luis Pascual, presidente nacional de Acaip, donando sangre

Oviedo

Las concentraciones en la calle abrieron el calendario de movilizaciones, a las que siguieron el reparto de chorizos con las imágenes sobreimpresas del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y el secretario general de Prisiones, Ángel Yuste, desde una mesa informativa instalada ante la Delegación del Gobierno. Y ahora, coincidiendo con la operación retorno de las vacaciones, la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip), ha emprendido una campaña de donación de sangre masiva que se desarrollará desde el lunes, 28 de agosto, hasta el próximo viernes, 1 de septiembre, dentro de las acciones programadas en el conflicto colectivo que tienen declarado para exigir mejoras en el sector.

El delegado de Acaip en Asturias, Joaquín Alonso, define como «caótica e insostenible» la situación que sufren a diario en las prisiones debido a la falta de personal y a las peculiaridades del colectivo de presos. Un total de 360 agresiones de internos a funcionarios se registraron el año pasado en las cárceles españolas, de las que 8 se contabilizaron en el Principado.

Una donación por cada agresión

Este elevado porcentaje de incidentes ha llevado a Acaip a perfilar la campaña «cada agresión, una donación», lema con el que pretenden conseguir al menos el mismo número de donaciones de sangre que las agresiones que sufrieron los trabajadores el año pasado, lo que representa una por día.

«Queremos que se adopten las medidas necesarias para que esta elevada cifra de agresiones se rebaje», subraya Joaquín Alonso, quien agradece el apoyo recibido por los asturianos en todas las acciones reivindicativas que están llevando a cabo. «Los asturianos son muy solidarios y nos han dado muestras de su apoyo en todas las actuaciones que hemos realizado hasta ahora», explica el delegado sindical.

El presidente nacional del sindicato, José Luis Pascual, ha sido el primero en dar ejemplo, donando sangre. Un modelo que seguirán todos los representantes con cargos de responsabilidad en el sindicato mayoritario de Prisiones, a pesar de que las fechas que han elegido para la campaña abarquen todavía períodos vacacionales de los funcionarios.

El déficit de plantilla

Joaquín Alonso confía en que las movilizaciones despierten las conciencias de los políticos y de los responsables de Instituciones Penitenciarias para atender a sus demandas. La escasez de plantilla es uno de sus principales quebraderos de cabeza y su incremento es una de las reivindicaciones que encabezan la lista de prioridades.

El centro penitenciario de Asturias cuenta con una plantilla de 349 funcionarios para vigilar a los 1.200 presos de media que alberga; una ratio que evidencia la falta de personal, según ratifica Acaip. El déficit de plantilla se cubriría con al menos otros 50 funcionarios más, según las cifras que maneja el sindicato. 

Comentarios

La operación retorno con sangre de los funcionarios de Villabona