Estos son tus derechos si tienes un problema con la compañía aérea

UCE elabora una guía con las indemnizaciones por retraso o cancelación del vuelo

Un avión de la aerolínea Volotea
Un avión de la aerolínea Volotea

Redacción

Las vacaciones no siempre comienzan con buen pie. En muchas ocasiones, los retrasos en los vuelos o la pérdida de las maletas condiciona el periodo de descanso, que más que servir de tiempo de asueto, genera más estrés en los afectados. Las escenas de reclamaciones son habituales todos los años, especialmente en los meses de verano, y por eso la Unión de Consumidores de Asturias (UCE) ha elaborado una guía para saber qué hacer en caso de tener problemas con el vuelo.

En primer lugar, UCE recuerda que el número de atención al cliente de las empresas debe de ser gratuito, por ley y por sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Estos son los derechos en caso de retraso, cancelación o por overbooking en el vuelo:

Indemnización por retraso

En caso de retraso del vuelo, el derecho a recibir una compensación se genera a partir de las tres horas de demora en la llegada al destino final, y la cuantía varía en función de la distancia. Para viajes inferiores a los 1.500 kilómetros, la indemnización es de 250 euros; para la media distancia, (entre 1.500 y 3.500 kilómetros) de 400 euros, en trayectos de más de 3.500 kilómetros si el retraso es de 3 horas o más, existe el derecho a recibir 400 euros en vuelos intracomunitarios y 600 euros en el resto de vuelos.

Cancelación y grandes demoras

Si la demora es superior a las cinco horas, se equipara a una cancelación. En estos casos, los pasajeros que se vean perjudicados por la cancelación de un vuelo (regular o no, tanto nacional como internacionales) tienen derecho a elegir entre la devolución del importe del billete en el plazo de siete días, incluida la parte del viaje que ya hubiera realizado o las que le quedaran por realizar, si puede demostrar que su desplazamiento no tiene razón de ser. También tiene derecho a un vuelo de vuelta desde el punto donde se interrumpió el viaje. La otra opción es ser transportado hasta el destino por el medio de transporte alternativo más rápido posible. Esto normalmente pasa por la reubicación en otro vuelo, que no tiene porqué ser de la misma compañía aérea. También pueden usarse otros medios de transporte si fuera necesario.

Indemnización por overbooking

Si no te dejan viajar porque han vendido billetes por encima de la capacidad del avión (overbooking), también deben indemnizarte. La aerolínea pregunta si hay «voluntarios» dispuestos a quedarse en tierra a cambio de determinados beneficios, como cheques de viaje o asientos en primera clase. Si el número de voluntarios no es suficiente, alguien se quedará en tierra contra su voluntad. En ambas circunstancias tiene derecho al reembolso del precio del billete, transporte alternativo y asistencia, y solo en el segundo caso también a una compensación económica en función del kilometraje, con las mismas condiciones que en los casos de retraso y cancelación.

Fuerza mayor

Son situaciones como inestabilidad política, atentados terroristas, huelgas o malas condiciones meteorológicas (niebla densa o fuertes vientos). La cancelación de los vuelos programados tiene su causa en la existencia de circunstancias que no podrían haberse evitado incluso si se hubieran tomado todas las medidas razonables. Sin embargo, las averías técnicas en las que pueden excusarse con frecuencia las compañías aéreas, no pueden considerarse como fuerza mayor.

No hay derecho a compensación en los siguientes casos

-Si informaron de la cancelación del vuelo al menos con 2 semanas de antelación.

-Si informaron de la cancelación del vuelo entre 2 semanas y 7 días previo a la salida del vuelo y el nuevo vuelo ofrecido por la compañía sale con 2 horas de antelación cómo máximo con respecto a la hora prevista de salida y llega al destino final con menos de 4 horas de retraso con respecto a la hora de llegada prevista.

-Si informaron de la cancelación del vuelo el mismo día de su salida o con menos de 7 días de antelación a la misma y el nuevo vuelo ofrecido por la compañía sale con 1 hora de antelación cómo máximo al previsto originalmente y llega a su destino final con menos de 2 horas de retraso al previsto.

-Si la compañía ofrece un transporte alternativo y llegas a tu destino final con menos de 3 horas de retraso sobre la hora de llegada prevista.

Comentarios

Estos son tus derechos si tienes un problema con la compañía aérea