Asturias reivindica su identidad frente al independentismo que busca la exclusión

Javier Fernández afirma que la región no necesita afirmarse contra nadie y define al Principado como una comunidad «moderna, fuerte y compleja»

Efe
Redacción

Asturias ha reivindicado hoy con orgullo su historia e identidad dentro de un Estado Democrático de derecho e integrado por una ciudadanía «más libre que nunca» en el que no precisa reafirmarse contra nadie. Ante el reto independentista que se vive en Cataluña y en vísperas de la celebración del Día de Asturias, el presidente del Principado, Javier Fernández, se ha mostrado hoy «muy orgulloso» de la historia de Asturias, pero sobre todo de que sea una «comunidad segura de su identidad, plenamente segura de su identidad inclusiva que no necesita afirmarse contra nadie.

En el acto de entrega de las Medallas de Asturias celebrado hoy en el auditorio de Oviedo, Fernández ha incidido en que el Principado es una comunidad «moderna, fuerte y compleja» integrada en un Estado democrático de derecho «formado por una ciudadanía libre, más libre que nunca en su historia».

Para Javier Fernández, la entrega de estas medallas podría ser una buena ocasión para recordar «a la carta» la historia de Asturias, «eligiendo los episodios heroicos, ensalzando la teoría de los orígenes que más nos aprovechase, construyendo con retales de aquí y allá el relato que más nos conviniera».

«Al fin y al cabo, las historias nacionales no son a menudo más que el precipitado resultante de hechos y las fabulaciones que vengan al caso, cada una acorde con su época», ha precisado el presidente asturiano en clara referencia al reto independentista lanzado desde Cataluña.

De hecho, ha señalado en tono irónico que si alguien pensaba que el tiempo de los mitos, las leyendas y los cantares de gesta paró en el medievo, debe tener en cuenta que éstos aún siguen «relatándose, ahora a la lumbre de las hogueras de Internet y al calor de las huidas hacia delante de las ensoñaciones independentistas».

La preocupación por el reto independentista que estos días se vive en Cataluña, el debate territorial y las llamadas al consenso para desbloquear la tramitación de leyes o permitir la aprobación de los presupuestos regionales del próximo año también centraron el pleno celebrado en la Junta General del Principado para conmemorar el Día de Asturias.

Según el presidente de la Cámara asturiana, Pedro Sanjurjo, el país vive tiempos complejos ante quienes «se empeñan en lanzarse al abismo de lo inviable política, social y económicamente, como es la separación» y frente a quienes ha planteado la necesidad de construir espacios de acercamiento político entre organizaciones.

«Expulsada la democracia de la pluralidad de la Cámara, sólo cabe restaurarla de nuevo como prólogo a un proceso de diálogo», ha afirmado, antes de incidir en que «no hay democracia sin leyes justas que la protejan».

En este pleno, el portavoz socialista, Marcelino Marcos Lindez, también ha afirmado que el golpe de fuerza perpetrado ayer en el parlamento catalán, «de consecuencias impredecibles», debe llevar a reforzar las convicciones constitucionales y a que todos los españoles sigan siendo ciudadanos del estado español, «sientan lo que sientan».

Previamente, la presidenta del PP, Mercedes Fernández, había señalado que, al margen de los económicos, este «gran país y gran comunidad» será capaz de superar los retos del independentismo o el terrorismo para seguir avanzando con mayor fortaleza.

El portavoz de IU, Gaspar Llamazares, ha señalado que en esta fecha reivindicativa hay motivos para la preocupación, pero también para la esperanza en el contexto agitado que se vive ahora con la cuestión catalana porque ya se han enfrentado problemas similares de forma satisfactoria.

La presidenta de Foro, Cristina Coto, ha cuestionado la rebeldía contra el Estado del parlamento catalán antes de advertir de que no hay más nación que España y el portavoz de Ciudadanos, Nicanor García, ha afirmado que el desafío catalán es el mayor problema actual, una cuestión que, en su opinión no es ajena a los asturianos porque les afecta cualquier decisión que implique romper España.

Durante los actos institucionales celebrados hoy con motivo del Día de Asturias, el jefe del Ejecutivo asturiano ha entregado en el Auditorio de Oviedo la Medalla de Asturias en su categoría de oro al empresario astur-mexicano Plácido Arango, en reconocimiento a su «trayectoria profesional, social y cultural», su «singular vinculación con el Principado» y su apoyo al museo de Bellas Artes, al que ha donado 32 obras de su colección privada.

Fernández ha entregado también medallas, en la modalidad de plata, a la Unidad Canina de Rescate del Principado, al expresidente de Cocemfe, Mario García y a la red de centros y profesionales de Atención Primaria del Servicio de Salud.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Asturias reivindica su identidad frente al independentismo que busca la exclusión