Aparece el cadáver de un llanisco en un coche aparcado en Vigo

Todo apunta apunta a una muerte natural que se produjo ayer o el lunes


Redacción

Unos peatones han descubierto esta mañana el cadáver de un hombre de 67 años dentro de un coche blanco aparcado en la parada de bus de la plaza de la Industria, frente a un banco y una farmacia. Se trata de un llanisco que había regresado a la ciudad gallega donde vivió anteriormente para operarse de la cadera. 

El hallazgo del cadáver se realizó a las nueve de la mañana y una decena de policías se desplegaron en la zona y acordonaron la calle. «Salí del portal y vi todo acordonado, decían que había un cadáver en un coche», dijo una vecina. La Policía Nacional ha asumido la investigación del caso.

El forense aprecia que es muerte natural, aunque las causas exactas están aún pendientes de determinar.  Considera también que estaba a tratamiento de varias dolencias. Al parecer, el hombre fallecido vivía en Asturias y había venido a operarse a Vigo de la cadera. 

El coche fue visto aparcado desde el lunes y la víctima llevaba fallecida como mínimo desde el martes por la tarde aunque se cree que pueden ser más días. Los vecinos lo vieron dentro del coche ayer con los ojos abiertos y sentado en el asiento trasero. El vehículo tenía un daño en la parte delantera por un posible accidente anterior.

Según la Policía, el hombre vivió en la avenida de la Atlántida de Vigo hasta hace 4 meses aproximadamente pero luego se fue a su tierra natal en Llanes, Asturias. Regresó estos días porque lo iban a operar en un hospital de Vigo y llevaba desde el lunes en el coche en la misma zona, donde fue encontrado. La Policía ha avisado a la familia y no facilitará más datos, dado que no hay signos que hagan sospechar de una muerte violenta.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Aparece el cadáver de un llanisco en un coche aparcado en Vigo