La izquierda tiende la mano a Barbón, pero le pone deberes (y no fáciles)

Podemos ve en el caso Marea el «primer test» para el nuevo líder socialista y Argüelles le pide que «tome medidas» para forzar a Javier Fernández «a girar a la izquierda»

Ramón Argüelles y Daniel Ripa
Ramón Argüelles y Daniel Ripa
Agencias
Redacción

Mano tendida y deberes para ya mismo o preocupación por el impacto institucional de un relevo histórico al frente de la Federación Socialista Asturiana. A falta de señales desde los partidos de la derecha, PP y Foro, las formaciones de la oposición asturiana ha empezado a hacer públicas a lo largo de esta mañana sus reacciones ante la contundente victoria de Adrián Barbón en las primarias a la secretaría general de la FSA-PSOE. La izquierda mantiene abierta la puerta de los acuerdos -pero pone condiciones, sobre todo desde Podemos- que serían una dura piedra de toque para el flamante presidente líder de los socialistas asturianos, y Ciudadanos queda a la expectativa para comprobar, en lo interno, si se integra y de qué manera a los derrotados desde la vencedora mayoría sanchista, y en lo externo, de qué modo afecta la recién estrenada bicefalia a las políticas y compromisos del Gobierno de Javier Fernández.

De entrada, Podemos Asturies pone tareas a Barbón. Y no serán fáciles. Su secretario general, Daniel Ripa, ha asegurado que «la mano sigue tendida» para acuerdos, pero advertido ya mismo al nuevo líder de la FSA-PSOE, Adrián Barbón, tiene «mucho trabajo delante si tiene voluntad de cambiar las cosas», dada la «herencia complicada» que le dejan el legado socialista en distintas administraciones. El «primer test» pasa por el «caso Marea» y la petición de los morados de que los condenados «no solo devuelvan el dinero, sino que ingresen en la cárcel»; una posición que ha invitado a secundar a Adrián Barbón, a quien pide la «firmeza» que Ripa echa de menos en un Gobierno autonómico que «mira para otro lado» y se «escudar» de forma «cobarde» detrás de la Fiscalía, cuyo criterio seguirá el Ejecutivo de cara a la vistilla que se celebrará el próximo 25 de septiembre para determinar si los condenados ingresan o no en prisión.

Menos condiciones, o más abstractas, ha puesto el coordinador general de IU en Asturias, Ramón Argüelles, quien ha manifestado su «confianza» en que la nueva dirección del PSOE asturiano «permita alcanzar un mayor y mejor entendimiento con la izquierda alternativa, no sólo para evitar la pérdida de otros dos años de legislatura, sino, y sobre todo, para poner en marcha reformas legislativas que mejoren la vida y las expectativas de la sociedad Asturiana».

Después de felicitar a Barbón y al PSOE «por su victoria en las primarias y por el proceso de la elección», Argüelles ha emplazado al flamante secretario general a que «tome las medidas necesarias para poder llegar a acuerdos desde la izquierda». Lo que intentamos un poco, forzando con Podemos a Javier Fernández a girar hacia la izquierda, pues esperemos que tome que él tome ese relevo y que sea capaz de hacer eso y de aprobar cosas en la Junta para llevarlas al Boletín Oficial que es lo que nos demandan los asturianos y las asturianas», apunta.

Argüelles ha insistido en la necesidad de llegar a consensos entre los partidos que culminen en acuerdos en la Junta General del Principado. «La aritmética dice que desde la izquierda, Podemos más Izquierda Unida suman 14; la posibilidad de que giren otros 14 del PSOE hacen 28 y con eso podemos proporcionar a los asturianos las medidas que no hemos podido hacer durante estos dos años».

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos en la Junta General, Nicanor García, ha mostrado la «preocupación» de su formación por el modo en que «los resultados pueden influir en el Gobierno del Principado y en lo que queda de legislatura». Para García, el resultado de las primarias abre varias incógnitas. «Queda por realizar el Congreso y ver si van a integrar a algunas de las personas que votaron al otro candidato o no», ha señalado. Para el diputado autonómico han ganado los partidarios de las políticas de Pedro Sánchez y han perdido los partidarios del que hasta ahora era secretario general, Javier Fernández. Así, el diputado de Ciudadanos ha afirmado que quedan por ver los cambios «y como puede implicar esto al Gobierno del Principado».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La izquierda tiende la mano a Barbón, pero le pone deberes (y no fáciles)