El sector de Barbón niega una consigna para rechazar la gestión de Javier Fernández

Los afines al nuevo secretario general achacan el 90% de rechazo que recibió el informe de la dirección saliente en Oviedo al malestar de la militancia tras las municipales

 El alcalde de Laviana, Adrián Barbón (d), tras ser elegido nuevo secretario general de la FSA-PSOE en las elecciones primarias, con Adriana Lastra y Gimena Llamedo
El alcalde de Laviana, Adrián Barbón (d), tras ser elegido nuevo secretario general de la FSA-PSOE en las elecciones primarias, con Adriana Lastra y Gimena Llamedo

Redacción

El sector mayoritario de la FSA-PSOE que otorgó la Secretaría General a Adrián Barbón en las primarias del pasado domingo ha negado hoy haber dado ninguna «consigna» ni tener una «intención premeditada» de que las asambleas locales del partido se pronuncien contra la gestión de la dirección saliente. Un portavoz del grupo que respalda a Barbón ha descartado esta posibilidad después de que en la asamblea celebrada ayer en la agrupación de Oviedo para elegir a los delegados que participarán en el próximo Congreso el informe elaborado por la Ejecutiva de Javier Fernández fuera rechazado con 90,7 por ciento de los votos.

Las mismas fuentes han señalado que lo ocurrido en Oviedo es atribuible al malestar de la militancia desde las elecciones municipales, cuando la dirección de la FSA rechazó que sus concejales diesen la alcaldía a Somos ante el rechazo de la marca local de Podemos en Gijón a hacer lo propio con el candidato socialista. Al margen de la votación que se produzca en cada una de las asambleas locales que se celebrarán hasta el próximo jueves, en las que los dos sectores enfrentados en las primarias han pactado una distribución de delegados proporcional a los resultados en cada agrupación, el informe elaborado por la Ejecutiva de la FSA deberá ser votado en el Congreso por los 360 compromisarios asistentes.

Al resultado de la votación en Oviedo se ha referido hoy el alcalde de la capital, Wenceslao López, que no asistió a la asamblea, pero que se ha mostrado convencido de que quienes votaron en contra «tienen razones» para expresar así su opinión y adoptar «una decisión democrática de la que no hay que sorprenderse». Tras incidir en que la asamblea es soberana y que «estaban los que quisieron estar», en alusión a la escasa asistencia -unos 60 de los más de 800 militantes-, López se ha referido también al anuncio de Barbón de que buscará impulsar el acuerdo a nivel autonómico con Podemos e IU que ya había propuesto el presidente asturiano.

A su juicio, los últimos resultados electorales constatan que la ciudadanía «no quiere que haya un partido único que gobierne» si no que sea «compartido» y, a partir de ahí, «es responsabilidad y obligación de los partidos de la izquierda buscar un punto de confluencia para llevar a cabo esa voluntad de la ciudadanía».

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

El sector de Barbón niega una consigna para rechazar la gestión de Javier Fernández