Tajani: «Nadie va a reconocer la independencia de Cataluña en la UE»

El presidente del Parlamento Europeo destacó en Oviedo que «el nacionalismo local es lo contrario a la concordia»

El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, hoy en Oviedo, donde recoge esta tarde el premio Princesa de Asturias a la Concordia, otorgado este año a la Unión Europea. EFE/Chema Moya
El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, hoy en Oviedo, donde recoge esta tarde el premio Princesa de Asturias a la Concordia, otorgado este año a la Unión Europea. EFE/Chema Moya

Redacción

El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, insistió en que las instituciones comunitarias consideran el conflicto secesionista de Cataluña un problema interno de España en el que en modo alguno podrían participar como mediadores. «No es un problema entre dos estados sino entre el Gobierno español y una región, si hay un problema entre Roma y Cerdeña no es la Unión Europea la que tiene que hablar», destacó el italiano quien resaltó además que «Nadie puede decir que no hay una democracia en España» y recalcó que «la Constitución española es parte del derecho comunitario» y también que «nadie va a reconocer la independencia de Cataluña en la UE».

Tajani, que llegó a Oviedo para recoger --junto al presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, y el del Consejo Europeo, Donald Tusk-- el premio Princesa de Asturias de la Concordia concedido a la Unión Europea afirmó que una declaración unilateral de independencia por parte del gobierno catalán «sería un error y haría mucho daño tanto a los catalanes como a los españoles y a Europa» y añadió que valoraba especialmente que la UE hubiera sido premiada con el galardón de la concordia por ser una valor fundamental de la unión «y eso, Europa, es lo contrario a los nacionalismos locales». De forma muy diplomática, el presidente el europarlamento apuntó una cierta crítica a las cargas policiales producidas en Cataluña el pasado 1 de octubre , «no me gustó lo que vi», pero insistió hasta en dos ocasiones en que representantes del Ejecutivo español había pedido disculpas por esos hechos (lo hico el delegado del Gobierno en la comunidad, Enric Millo, el pasado día 6), algo que calificó de «valiente» mientras que, a su juicio, «los otros», en referencia a los partidos independentistas y al Gobierno de la Generalitat, «no lo hicieron por violar las leyes, la propia ley autonómica catalana y las leyes españolas, no hubo disculpas por su parte».

Tajani se mostró favorable al «diálogo» pero siempre en el marco constitucional y recalcó que España es una democracia «gracias al trabajo de muchísimos españoles y españolas aunque a mí me gusta citar a tres: el rey Juan Carlos, yo era muy joven cuando le vi dar un discurso en defensa de la democracia en el golpe de estado (del 23F), Felipe González, un gran líder socialista de España y Europa y Adolfo Suárez, un gran líder democristiano de España y Europa». Así destacó que siempre apoyará el diálogo «pero la democracia tiene sus reglas, que son la Constitución y las leyes aprobadas por diputados y senadores que son elegidos por el pueblo español».

Brexit y populismos

Tajani quiso distinguir el conflicto soberanista de otros problemas que han acuciado a la Unión Europea en los últimos meses, la salida del Reino Unido y el aumento en diversos comicios nacionales de partidos populistas de extrema derecha, y dijo que se trataba de tres problemas diferentes. Respecto al Brexit, apuntó que había sido fruto de la decisión de un estado que había querido abandonar la UE pero «eso nos ha unido más a todos con el objetivo de defender Europa y buscar una solición conjunta con el Reino Unido». Respecto al crecimiento de partidos euroescépticos y populistas con rasgos xenóbofos señaló que no quería tanto cargar contra esos partidos como respecto al hecho de que «se les vota porque no se contesta bien a los problemas de los ciudadanos, cuando se dan buenas respuestas no reciben votos. Esos problemas, son a mí juicio, tres: el paro juvenil, la inmigración ilegal y el terrorismo».

La crisis de los refugiados

El premio de la Concordia a la UE ha recibido críticas también por parte de diversos colectivos que han acusado a las instituciones comunitarias de no haber dado una respuesta suficiente a la crisis de los refugiados, un drama que ha dejado imágenes de terribles naufragios en el Mediterráneo y familias desamparadas en pleno invierno en campos al este del continente. «Es algo complejo pero la la UE, la comisión, el parlamento, han hecho todo lo que podían hacer, algunos estados no han hecho todo lo que podían hacer y sería injusto olvidar todo eso para hacer campaña electoral».

Para el presidente del Parlamento Europeo quienes han protestado contra este premio «se olvidan de la guerra, de los muertos, pueden viajar sin pasaporte por toda Europa, con una misma moneda, hoy no hay dictaduras en Europa, no hay pena de muerte, es el único continente del mundo donde ocurre eso, pero se les olvida. Claro que hay errores pero son jóvenes europeos, militares y de ONGS los que están ayudando a los refugiados día y noche, aunque haya tempestades; ellos lo olvidan».

Tajani abogó por reformas en el seno de la UE para reducir «la burocracia» porque el europarlamento «tenga iniciativa legislativa, que no la tiene, yo pido una Europa más política» y reivindicó el papel de las instituciones comunitarias --y el suyo propio como comisario de industria en el pasado-- a la hora de defender la presencia de factorías en el continente frente a las amenazas de deslocalización. Pero, sobre todo, insistió en que «este premio es para 500 millones de ciudadanos europeos, a 70 años de paz, de democracia y de libertad, la Unión Europea no es sólo el banco central y el euro, son también nuestros valores e identidad y concordia es una palabra que lo resume muy bien».

Valora este artículo

7 votos
Comentarios

Tajani: «Nadie va a reconocer la independencia de Cataluña en la UE»