La Sindicatura pone en cuestión los horarios de la sanidad asturiana

L.O.

ASTURIAS

PACO RODRÍGUEZ

Advierte de que no existe un sistema de control, que hay excesos de guardias y que los problemas se parchean con complementos

24 oct 2017 . Actualizado a las 18:09 h.

La falta de un sistema de control de horarios, de un registro efectivo de guardias o el abuso de complementos por exceso de jornada que deberían ser excepcionales son algunas de las faltas del sistema sanitario asturiano señaladas en el último informe de la Sindicatura de Cuentas sobre la fiscalización de la gestión de personal del Servicio de Salud del Principado de Asturias (SESPA) correspondiente al año 2015. 

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Lo cierto es que el informe es benigno en lo relativo a «todos los aspectos significativos, con la normativa aplicable a la gestión de los fondos públicos»; pero a continuación introduce una serie de «salvedades» que son especialmente relevantes. La primera de ellas destaca la imposibilidad de «verificar el cumplimiento de la jornada ordinaria del personal de las áreas sanitarias, al no existir sistema de control horario»; del mismo modo advierte de que supone una «merma de información» el hecho de que con un único programa presupuestario denominado «asistencia sanitaria» no sea posible desglosar el gasto por actividad.

Pero las críticas más rotundas de la Sindicatura se refieren al descontrol de horarios y guardias, en algunos casos muy llamativos. En primer lugar señala que hay una imposibilidad de controlar las guardias localizadas (las que, a diferencia de las presenciales, se hacen fuera del centro pero estando disponible); así señala que no existe un sistema para calcular realmente cuántas horas se dedican la presencia efectiva en el puesto de trabajo y se han cuantificando extrapolando datos sobre guardias que sean simultáneas con las presenciales. También añade que «tampoco se pudieron calcular las horas de guardia en el caso de realizar únicamente guardias localizadas». Casi en la mitad, hasta en el 41% de los casos, el sistema informático no recoge la especialidad del médico interino residente así que no se ha podido analizar las guardias por especialidades.