Cosecha récord de faba asturiana

Claudia Granda REDACCIÓN

ASTURIAS

Plantación de Faba Asturiana IGP
Plantación de Faba Asturiana IGP

Durante este año se han sembrado 166 hectáreas repartidas en 31 concejos asturianos. Se espera recoger más de 200 toneladas

26 oct 2017 . Actualizado a las 20:59 h.

La Faba Asturiana es uno de los más emblemáticos y exclusivos productos del Principado de Asturias. Con más de 166 hectáreas sembradas, lo que supone 32 más que en 2016, el Consejo Regulador IGP faba Asturiana espera que que la cosecha de 2017 sea una de las más prolíficas de los últimos años. Los 144 productores asturianos esperan recoger más de 200 toneladas de Faba Asturiana IGP, por lo que se estaría hablando de una cosecha, la de 2017, con cifras de récord ya que se superarían las 100 toneladas de fabas certificadas ya que en la cosecha anterior se certificaron 93,66 toneladas.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

El cultivo de la faba se sigue realizando de forma artesanal. En la mayoría de los casos la siembra, la escarda de malas hierbas, la recolección y la selección del grano se realiza a mano, con la intención de optimizar la calidad del grano. En esta ocasión las condiciones meteorológicas han sido las idóneas para el desarrollo y crecimiento del cultivo de la “Phaseolus Vulgaris”. Las lluvias del verano y la escasez de precipitaciones durante el otoño han beneficiado el crecimiento de las vainas. En esta cosecha se han pesado vainas de 5 gramos, mientras que en la cosecha anterior no superaron los 3 gramos cada una.

La auténtica Faba Asturiana IGP se cultiva en 31 de los 78 concejos asturianos y el más productivo es Valdés con 40 productores. Para identificarla correctamente hay que tener en cuenta que se comercializa siempre envasada y con la contraetiqueta numerada del Consejo Regulador, información que garantiza su origen y trazabilidad. Los envases autorizados para la venta al público son como máximo de 1kg en diferentes formatos (vacío, saquetas, cocinadas) y en formatos de 5 y 10 kg exclusivamente para hostelería.