La falta de bebés adoptables frustra a casi 200 familias

El Principado tiene casi 20 solicitudes por cada menor de 0 a 3 años. La consejera señala que el sistema tiene personal suficiente para tramitar las solicitudes

La investigación relativa a la operación Bebé comenzó en el año 2009 en la capital lucense.
La investigación relativa a la operación Bebé comenzó en el año 2009 en la capital lucense.

Redacción

Un total de 204 familias asturianas esperan para adoptar un niño. De esas 204, 172 quieren haberlo con menores de tres años. Pero solo hay nueve bebés que puedan ser adoptados. La consejera de Servicios y Derechos Sociales, Pilar Varela, ha ofrecido este dato en la Junta General del Principado. La memoria del Instituto de la Infancia 2016 muestra que el año pasado se formalizaron en la región un total de 32 adopciones nacionales y de esas 32, 16 eran de niños de 0 a 3 años, lo que supone justo la mitad. La propia Varela matizó que en total se había tramitado 48 propuestas de adopción nacional y otras 14 internacional. En todos los casos, insistió la consejera, prevalece siempre el interés del menor.  

Varela ha respondido en un pleno a una pregunta de la diputada de Podemos, Rosa Espiño, quien ha lamentado la tardanza del proceso de adopción y le ha reclamado más personal. Sin embargo, Varela considera suficientes los quince trabajadores que trabajan en el equipo de adopciones y acogimientos del Instituto Asturiano de Atención Integral a la Familia. A juicio de Varela, el problema es otro. «Hay más familias dispuestas a adoptar que niños» ha señalado la dirigente asturiana. La consejera, no obstante, ha admitido que está abierto un proceso de «reflexión interna» en el seno del Instituto para optimizar los recursos.

Por último, la responsable de Servicios y Derechos Sociales se ha comprometido a presentar en el primer semestre de 2018 la adecuación de la normativa asturiana a la legislación estatal vigente, que es de 2015.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La falta de bebés adoptables frustra a casi 200 familias