Ternera Asturiana se ve fuerte ante el libre comercio de carne de países latinoamericanos

El Consejo Regulador de la IGP, que ya tiene concedida la marca de vacuno mayor, confía en la sólida consolidación de los hábitos de consumo de la carne autóctona de vacuno ante el inminente acuerdo entre Europa y Mercosur

Ternera asturiana
Ternera asturiana

Las negociaciones del acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Mercosur, integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, están más cerca que nunca de resolverse, en los casi 20 años que lleva planteándose, y esta circunstancia está siendo motivo de preocupación para los productores europeos de carne. Esa preocupación irrumpía en Asturias esta semana a través de la petición de la eurodiputada asturiana de Podemos, Estefanía Torres, a la Comisión Europea para que se elabore un plan de impacto para proteger la marca Ternera Asturiana ante el supuesto perjuicio que causaría el aumento de las exportaciones de carne de vacuno de los países que integran Mercosur.

La directora gerente de la IGP Ternera Asturiana, Elena Cebada, confía, al respecto, en que el alcance de ese previsible e inminente acuerdo comercial no tenga la repercusión que se le presupone. «Los hábitos de consumo en España está bastante bien afianzados en el caso de carne de vacuno y, en Asturias, más aún», considera, «se tiene muy claro que el producto de proximidad es estupendo». En este sentido, recuerda que «la calidad de la carne asturiana está fuera de toda duda y confiamos en que los consumidores sigan apreciando más el producto español y asturiano».

La buena imagen de la carne de vacuno española entre los consumidores

Menciona, al respecto, la encuesta que el mes pasado presentaba la Interprofesional de la Carne de Vacuno de España (Provacuno) sobre la imagen y los hábitos de consumo de esta carne en España. En ella, el 86,4% de los encuestados aseguraban consumir carne de vacuno con alguna frecuencia, el 70% decía que prefiere carne de ternera y cerca del 80% manifestaba que es muy o bastante importante a la hora de comprar que se identifique el origen de la carne de vacuno. 

Cebada destaca, además, que la encuesta puso de manifiesto que los consumidores confían en la figura del carnicero y tienen muy en cuenta la alimentación del ganado a la hora de comprar carne de ternera que les ofrezca más seguridad y confianza. «Que el ganado tenga una alimentación natural y sana pesa a la hora de elegir en su cesta de la compra y eso juega en nuestro favor, porque el Consejo Regulador garantiza ese control, y que se afectivo, sobre la alimentación natural del ganado», explica. En la encuesta, de hecho, la alimentación del ganado es el aspecto que, según la mayoría de los participantes, más influye en la calidad de la carne de vacuno, de la que casi un 90% destaca su valor nutricional y, con el mismo porcentaje, su sabor.

De a alimentación natural del ganado, además, en Asturias se es más consciente, «puesto que sales de casa y puedes ver las vacas, quizá fuera de Asturias no haya tanta cercana, pero el consumidor también lo percibe». En este sentido, considera que la IGP Ternera Asturiana parte con ventaja. «En cierto modo, lo que le das al consumidor es una herramienta a la hora de elegir: esta carne tiene un carné de identidad que te permite saber por qué manos ha pasado hasta que llega al mostrador».

«Defender lo de casa está en manos de los de casa»

En el caso de los productos que lleguen desde los países integrados en Mercosur, menciona que desconoce en qué condiciones se realizarán esas exportaciones. «Para que el producto sea fresco, las distancias son grandes y los transportes se realizan por barco. Nosotros tenemos precisamente problemas a la hora de expandirnos a otros países por ese motivo», indica. Una de las normas de la marca Ternera Asturiana es, en este sentido, que la carne se comercialice siempre fresca, en lugar de congelada, «y eso te limita los recorridos del producto».

«Me parece estupendo que se defienda lo nuestro», dice sobre la conveniencia de establecer mecanismos de protección para Ternera Asturiana. «Defender lo de casa está en manos de los de casa. El consumidor tiene un poder muy grande respecto a su elección de compra. Tiene en su mano proteger lo de casa», recuerda en todo caso, haciendo hincapié en que la marca Ternera Asturiana es sinónimo de «un producto de calidad, garantía y seguridad contrastada» que el consumidor, con su elección, «puede poner en valor».

Visto bueno a la marca de vacuno mayor

Cebada explica también que la Oficina de Patentes y Marcas acaba de conceder a Ternera Asturiana la marca de garantía del vacuno mayor, con la que se reconocen también las características y la calidad de la carne de las reses con más de 18 meses. «Hemos superado todos los trámites administrativos y ahora nos pondremos a organizar el proceso de calificación y control para ponerlo a la venta», indica. Una buena noticia que coincide con el cierre del ejercicio en el que precisamente se celebraron los 15 años de este sello de calidad, en el que se han vuelto a mantener los excelentes resultados de 2016, que se cerró con 6,65 millones de kilos de carne y 29,32 millones de euros en ventas tras varios años con crecimientos superiores al 10%.

No obstante, la directora general de la IGP señala que este año se ha sufrido un poco más que en los anteriores ejercicios la falta de terneros y se han certificado menos. Esto se debe a que o bien se ceban fuera de Asturias, con lo que no cumplen los requisitos para pertenecer al sello asturiano, o a que los terneros se venden vivos a otros países. «Es un problema porque vemos potencial de crecimiento que no se llega a alcanzar porque no hay producto», considera Cebada, que en todo caso explica que «los mercados se regulan como pueden».

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Ternera Asturiana se ve fuerte ante el libre comercio de carne de países latinoamericanos