Principado y Ayuntamiento de Gijón piden explicaciones a ArcelorMittal

El nuevo episodio de contaminación acaecido en la planta gijonesa de la multinacional provoca la reacción de las administraciones

Instalaciones de ArcelorMittal en Veriña
Instalaciones de ArcelorMittal en Veriña

Redacción

El nuevo episodio de contaminación acaecido en la planta gijonesa de ArcelorMittal está provocando la reacción de las administraciones. Mientras el Ejecutivo regional está analizando la información que le ha trasladado la multinacional, la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, ha exigido a la empresa que active las medidas necesarias para que estos sucesos no vuelvan producirse.

El Gobierno asturiano está analizando la información que le ha trasladado ArcelorMittal sobre el episodio contaminante de este martes en Gijón. Así lo ha confirmado el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, que ha confirmado que el Ejecutivo está en contacto con la compañía desde que se detectó la nube tóxica procedente de la planta de la multinacional.

«La planta experimentó un fallo técnico que nos fue comunicado como está previsto y que se solventó de forma rápida», ha respondido Martínez al ser preguntado sobre el episodio.

Ha explicado que cada vez que se produce un incidente de este tipo se elabora un informe y se pide información a la empresa, por si fuera necesario acometer medidas correctoras. «En esta ocasión se solucionó de forma rápida una vez localizado el fallo técnico», ha apuntado.

Cuando ha sido preguntado sobre si el Gobierno tiene prevista alguna sanción a Arcelor, Martínez se ha mostrado prudentes y ha dicho que es difícil aventurarse a cualquier hipótesis cuando han pasado tan solo 24 horas. «Los procedimientos tienen que ser garantistas», ha argumentado.

La alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón (Foro), ha mostrado su malestar por el nuevo episodio de contaminación. Moriyón ha exigido a ArcelorMittal que active las medidas necesarias para que estos sucesos no vuelvan a producirse.

«El foco lo hay que poner donde está el problema y es en Arcelor», insiste la primer edil en su página web, en la que considera «triste» que tengan que ser los vecinos de la ciudad los que continuamente están recordando que la contaminación es un problema de salud.

«La contaminación merma la calidad de vida de los vecinos de la zona oeste, pero merma la salud de todos los vecinos de Gijón. Los datos que ofrece la estación del Lauredal son demoledores y mientras no llueva la estación reflejará esos datos todos los días», ha lamentado.

Aunque ha dicho que ha notado que los cauces de comunicación con ArcelorMittal han mejorado, ha añadido que se necesita por parte de la empresa «un plan de inversiones detallado con acciones concretas que corrijan el problema de la contaminación».

«En pleno siglo XXI la industria no puede contaminar de esta manera. El paso lo tiene que dar la empresa que contamina, Arcelor, y la administración que tiene competencia sobre esta empresa, que es el Principado, que debe ser muy exigente. Se agota la paciencia con los incumplimientos», ha apostillado.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Principado y Ayuntamiento de Gijón piden explicaciones a ArcelorMittal