Podemos no se deja seducir por los guiños del presupuesto

Los morados critican las previsiones de deuda y apuntan que la única vía para el acuerdo será un pacto paralelo

El portavoz de Podemos Asturies, Emilio León
El portavoz de Podemos Asturies, Emilio León

Redaccion

Ninguno de los guiños incluidos por el Gobierno asturiano en el proyecto de presupuestos de la comunidad para 2018 fue capaz de seducir a Podemos. Ni el compromiso (con un crédito de 500.000 euros para su puesta en marcha) hacia la Unidad Anticorrupción, ni los relativos a la plantilla del Sespa, las listas de espera, las reformas de los planes de vivienda o la oferta de consensuar en lo que resta de legislatura un modelo para la integración de la escuela de 0 a 3 años en el sistema público. A día de hoy, para los morados, en palabras de su portavoz parlamentario Emilio León, este texto es «insuficiente para que Podemos lo avale». La causa es, ante todo, el incremento de las partidas destinadas a pagar la deuda. A juicio del portavoz de Podemos «se ha  avanzado más en el apoyo a las entidades bancarias que en atender a las demandas de la comunidad educativa que pedía la integración del 0 a 3 y a las familias que reclamaban su gratuidad».

El diputado indicó en todo caso que después de que los presupuestos sean recibidos por la mesa de la cámara se abre «una nueva fase» en la que deberán desarrolarse las discusiones sobre las enmiendas y que su formación «no cierra ninguna vía» pero recalcó que a día de hoy «la única posibilidad tendrá que ser con un acuerdo de índole extrapresupuestaria» toda vez que, en su opinión, las cifras del proyecto no permiten otro camino. «No tiene sentido que las familias no puedan disfrutar de un servicio porque se pague a entidades rescatadas con dinero público», insistió León quien aseguró además que parte de la deuda era «improductiva» porque no servía para «relanzar la economía» sino asumir pagos pendientes de Sogepsa, en este caso 23 millones de euros.

Y es cierto que la deuda en el proyecto de presupuestos para 2018 ha crecido respecto al año anterior. La misma consejera de Hacienda, Dolores Carcedo, explicó durante la presentación del documento que, en buena parte, ese incremento se debía «los vencimientos que se producen este año». El proyecto de ley incluye la capacidad de recurrir a préstamos financieros hasta 643.750.000 euros, un 15,8% más que en el presupuestos anterior. En esa presentación, Carcedo acompañó las cifras con dos gráficos sobre la evolución de la deuda de la comunidad asturiana.

En ellos se aprecia un incremento constante desde el año 2010, habiendo superado la barrera de los 4.000 millones en 2016. Sin embargo, también refleja la relación de la deuda respecto al PIB, es decir, la capacidad de pago de la administración de todos esos créditos en una comparación entre comunidades en la que Asturias aparece en un buen lugar, por debajo de la media y sólo superada por Madrid, Pa´si Vasco, Canarias, Galicia, Navarra o La Rioja.

El principal obstáculo de la negociación presupuestaria sigue siendo el acuerdo sobre la reforma que permita la integración de la escuela de 0 a 3 en el sistema público. Podemos la quiere plena y «gratuita». El Ejecutivo socialista no se niega pero advierte de que esa gratuidad debe contar con «un respaldo fiscal» que garantice su financiación, en palabras de Dolores Carcedo y que nunca ha llegado a debatirse. La integración de la actual plantilla docente, unos 540 profesionales la gran mayoría mujeres, es también objeto de discusión. Sería preciso introducirlos en el cuerpo de trabajadores públicos pero sin pasar por una oposición y el Gobierno recalca que el servicio que prestará la escuela infantil tiene un carácter educativo pero también de conciliación de las familias de los alumnos, con lo que debe buscarse una fórmula que garantice que los horarios de las escuelas se extiendan durante la jornada laboral de los padres.

De momento, en el documento presentado por el Gobierno se propone «extender» el modelo vigente en el que las escuelas dependen de los ayuntamientos pero son financiadas por la administración autonómica e indica que se abrirán siete nuevos centros en otros tantos concejos. A medio plazo, en los dos años de legislatura, debería consensuarse un modelo para esa integración en el sistema público. Pero, de momento, Podemos ve demasiado poco avance.

Planes de empleo

De forma paralela, durante la tarde de este miércoles, responsables de IU celebraron un encuentro con dirigentes de la Federación Socialista Asturiana al término del cual remarcaron su satisfacción por haber cerrado avances sobre un acuerdo político respecto a los planes de empleo locales que había despertado la alarma de varios de gobiernos municipales ya que, en el pasado, muchos de los trabajadores que accedieron a estos planes recurrieron a los tribunales y terminaron con sentencias onerosas para los consistorios. En el encuentro se alcanzó el consenso de buscar que se dé «cobertura y amparo» a los ayuntamientos a través de la Federación Asturiana de Concejos en labores desde el asesoramiento a la asistencia jurídica. Desde IU se recalcó también que esta cita había servido para tranquilizar a la organización en un asunto que, en su opinión, podía complicar la negociación presupuestaria, y que esperaban que desde la FSA plantearan directrices políticas la gobierno asturiano sobre este punto en este sentido. 

Comentarios

Podemos no se deja seducir por los guiños del presupuesto