El VIH cambia de cara en Asturias

La infección afecta a población más joven y se extiende mayoritariamente por transmisión sexual. La región registró 66 nuevos casos en 2016

La cadena humana contra el sida, a su llegada a la plaza Mayor de Gijón
La cadena humana contra el sida, a su llegada a la plaza Mayor de Gijón

Redacción

La infección por el VIH en Asturias se produce mayoritariamente por transmisión sexual, como consecuencia de relaciones homosexuales, bisexuales y heterosexuales sin protección y que incluyen prácticas de riesgo. Entre ellas, la más habitual es el desconocimiento de la condición de portador del virus. En 2016 se diagnosticaron 66 nuevos casos, una cifra similar a la del año anterior.

El Principado ha hecho públicos estos datos con motivo del Día Mundial de Lucha contra el Sida. El 80% de las nuevas infecciones corresponde a hombres y el grupo de edad en el que hay más afectados es más joven que en años precedentes: ha pasado del rango de entre 35 y 44 años al comprendido entre 25 y 34. Por su parte, más de la mitad de las mujeres afectadas son diagnosticadas entre los 35 y 44 años.

La vía de transmisión sexual interviene en el 94% de los casos. La infección entre varones se mantiene como la que registra mayor número de nuevos diagnósticos, concretamente el 50%. Las relaciones heterosexuales alcanzan el 44% de los casos, con una incidencia del 55% en hombres y del 45% en mujeres.

El 2% de las nuevas infecciones se debe a prácticas de riesgo en el consumo de drogas por vía endovenosa, un porcentaje que era muy superior hace años y que continúa descendiendo paulatinamente.

También se trabaja para frenar el avance de la transmisión, para lo que resulta imprescindible trasladar a la población la importancia de las medidas de protección, fundamentalmente el uso del preservativo.

Combatir el estigma que todavía supone el sida para algunas personas y colectivos es el tercer objetivo que persigue Sanidad.

Diagnóstico tardío

La disminución de la percepción de riesgo tanto por parte de la población como de los profesionales sanitarios puede llevar a un menor número de diagnósticos y a que éstos se realicen de modo tardío, como ocurre con el 57% de los nuevos casos.

Este retraso conlleva un mayor deterioro del sistema inmunitario e implica un peor pronóstico, ya que el paciente no puede beneficiarse de los tratamientos al inicio de la infección. También supone que desde que esta se produce y hasta el diagnóstico, al desconocer su estado de salud, la persona afectada no adopte las medidas preventivas necesarias para reducir la transmisión.

Situación del sida en Asturias

Desde la generalización de los tratamientos antirretrovirales, de gran eficacia, los nuevos casos de sida han disminuido de manera muy notable, aunque ese descenso se ha ralentizado en los últimos años. También han permitido reducir la mortalidad.

En 2016 se notificaron en Asturias dos casos de sida, lo que supone una tasa anual de 0,2 casos por 100.000 habitantes. En ese mismo período se registraron en España 412, lo que supone una tasa de 1,2 por 100.000. Sin embargo, estos datos son provisionales, porque dadas las características de la enfermedad suele haber un notable retraso en la notificación de nuevos casos.

El gasto en tratamientos se situó el año pasado en 15,4 millones. En total, recibieron tratamiento 2.484 pacientes, con un coste de 6.203  euros por persona.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

El VIH cambia de cara en Asturias