«Empezó a entrar agua por popa y en cuestión de segundos el barco se hundió»

Así sobrevivieron dos pescadores 11 horas agarrados a la proa de un barco

Salvamento Marítimo rescata a dos náufragos frente a Cabo Peñas Pasaron 11 horas agarrados a la embarcación en la que había salido desde San Juan de la Arena

Gijón

Felipe y Miguel se recuperan en el Hospital de Jove de una noche que pudo ser trágica pero que acabó con un final feliz. Los dos tripulantes de la embarcación Julia María han sido rescatados esta madrugada tras pasar la noche en el agua agarrados a la proa del barco, que se hundió unas tres millas al norte de Cabo Peñas, en la costa asturiana. Durante casi once horas, los dos náufragos, embutidos en sus chalecos salvavidas, se aferraron con síntomas de hipotermia al barco.

«Les empezó a entrar agua por popa y de golpe, en cuestión de segundos, el barco se hundió y les quedó solo le proa fuera del agua. Solo tuvieron tiempo a lanzar los chalecos salvavidas. Todo el resto del material les quedó dentro hasta que los pudieron sacar de allí ya de madrugada», ha afirmado a TPA Noticias Raquel Agüeros, prima de uno de los tripulantes.

Los primeros en dar la voz de alarma fueron los compañeros de San Juan de la Arena que se extrañaron de que no hubiesen vuelto. «La mujer de mi primo se puso en contacto con la otra mujer y avisaron al 112», ha señalado Agüeros. Eran las 22.47 horas de ayer cuando Salvamento Marítimo recibió la llamada de la esposa del patrón del Julia María, alertando de su desaparición tras partir desde la localidad San Juan de la Arena a primera hora de la tarde, junto a un compañero.

Ambos tenían previsto el regreso sobre las 20 horas pero por la noche no habían regresado y sus teléfonos móviles estaban apagados. Fue entonces cuando se movilizó al Helimer 203 y las embarcaciones Salvamar Rígel y Alonso de Chaves y la patrullera de la Guardia Civil Río Navia.

La búsqueda fue muy intensa y tuvo fruto. Tras buscarlos por mar y aire durante toda la noche a las 6 horas, doce horas después de haber partido, la tripulación del Alonso de Chaves localizó a los dos náufragos en el agua agarrados a un extremo de la proa que quedaba a flote del barco, que había quedado prácticamente hundido. Se encontraban con síntomas de hipotermia, pero sanos y salvos.

Los dos náufragos fueron localizados en el agua por el buque Alonso de Chaves y, tras ser rescatados, se les evacuó a bordo del helicóptero Helimer 203 al puerto de El Musel y desde allí al Hospital de Jove, en el que continúan ingresados en situación estable y con pronóstico reservado, según fuentes sanitarias.

Valora este artículo

28 votos
Comentarios

«Empezó a entrar agua por popa y en cuestión de segundos el barco se hundió»