«El dinero indigno que ganan los diputados no puede ir a los bolsillos del partido»

Luis Ordóñez
Luis Ordóñez REDACCION

ASTURIAS

Daniel Ripa
Daniel Ripa

Daniel Ripa opta a renovar la Secretaría General de Podemos Asturies con una fuerte apuesta por el municipalismo

08 dic 2017 . Actualizado a las 10:13 h.

Daniel Ripa opta a renovar la Secretaría General de Podemos Asturies con la candidatura que ha recibido más apoyos entre los miembros del grupo parlamentario y también entre las principales figuras de grupos municipales de los concejos más poblados. Defiende una organización autónoma del grupo estatal y que opte a gobernar desde los concejos. 

--¿Por qué deberían votarle los inscritos, cuáles son los pilares de su propuesta?

--Hay cuatro ejes centrales, y el primero es que hemos desarrollado un proyecto municipalista que es único en todo el estado, se apostó por una serie de candidaturas en red en varios concejos y eso nos llevó a ser segunda fuerza en Oviedo, para acabar con 24 años de gobierno del PP, y también a que se ganara en concejos rurales como Ibias. Nuestro proyecto es garantía de uno municipalista coordinado con voz propia que entiende que para cambiar las cosas es esencial cambiar primero lo municipal más allá del Congreso o el parlamento autonómico y prueba de ello es que tenemos el apoyo de una mayoría de la gente que está en candidaturas de unidad popular en el 80% de los concejos. Y en segundo lugar yo diría que estos han sido años en los que se ha formado un espacio propio no subordinado ni al PP ni al PSOE, especialmente al PSOE, que es exigente, que pide garantías de cumplimiento para los acuerdos, ese espacio sigue vivo. Y también  explica que todas las encuestas, como la de NC Report, hay un mantenimiento o una subida de Podemos Asturies, frente al Podemos central. Y eso refleja que la gente valora que se ha hecho algo diferente a lo que era habitual en los partidos de Asturias, presentando propuestas pero también teniendo firmeza para defenderlas en el parlamento. En tercer lugar nosotros emprendimos una vía que también es única en el estado y es la lucha contra la corrupción, impulsamos siete procesos judiciales en estos tres años, que se ha demostrado que han ayudado a tener una cierta arqueología de adónde se ha ido el dinero pero también para exigir responsabilidades. Hay relación entre que se pierdan 15 millones de euros en el Caso Marea y que luego no haya dinero para el 0 a 3 o las escuelas rurales, hemos sufrido ataques, yo lo he sufrido personalmente acoso, a mí me llegó una denuncia de Manos Limpias cuando pusimos la de El Musel, pero ha sido productivo. En Oviedo no se hubiera podido avanzar intentado tapar la corrupción del PP, las actuaciones del caso Aqueagest y de Caunedo. Hemos planteado cuestiones éticas también más allá que ningún otro Podemos del Estado:  una es que las donaciones de nuestros sueldos no revirtiesen en el partido sino en proyectos sociales, y somos la única candidatura que lo defiende. En otras candidaturas defienden eso y me parece inaceptable, el dinero indigno que ganan los diputados no puede ir a los bolsillos del partido, sería una financiación encubierta. Otros candidatos están diciendo lo contrario y probablemente tenga que ver con tener una relación distinta con el partido socialista para evitar ponerles sobre la mesa cosas incómodas. Y no se trata de llegar a acuerdos por acuerdos, sino acuerdos que tengan contenido.

--¿Cree que otras candidaturas apuestan por cambiar o relajar la posición respecto al PSOE?

--Si se plantea dejar de poner en una parte importante de la agenda la lucha contra la corrupción, que implica también al PSOE, y se plantea que hay que llegar a acuerdos cuando se sabe que si no es así es porque los socialistas no han querido asumir compromisos en este tiempo, no sé por qué; probablemente porque prefieren pactar los presupuestos con el PP antes que unos con Podemos que impliquen avances sociales. Les resulta más fácil cambiar el impuesto de sucesiones con el PP que hacer el 0 a 3 con Podemos, y eso es terrible pero esa ha sido la realidad. Reducir exigencias y mirar hacia otro lado con la corrupción, no es apropiado, no lo comparto.