«Podríamos haber ofrecido más logros reales a la ciudadanía»

El diputado Héctor Piernavieja encabeza la candidatura de la plataforma Ágora Asturies en las primarias del partido en la comunidad

Héctor Piernavieja
Héctor Piernavieja

Redaccion

El diputado Héctor Piernavieja encabeza la candidatura del proyecto Ágora Asturies en las primarias del partido y se ha comprometido a dejar su escaño si alcanza la Secretaría General. Cree el partido debería abrirse tanto a la búsqueda de consensos institucionales como a la reforma del modelo organizativo para darle más capacidad de decisión a los militantes de base.

--¿Por qué deberían votarle los inscritos?

--Presentamos un programa que apuesta claramente por dar un mayor espacio de participación a los inscritos e inscritas. Partiendo de la base de que Podemos es una herramienta de emponderamiento popular y que lo necesita para transformar la realidad. Pasamos una primera fase en la que éramos una máquina electoral, ahora toca construir empoderamiento y eso pasa por ceder el bastón de mando de determinadas decisiones al conjunto de inscritos. Hasta la fecha eso no se ha hecho y es lo que nos impulsa a buscar esta propuesta. Que se hagan consultas de forma más asidua y que la gente se haga responsable de decisiones conscientes .

--Todos hablan de dar más participación a las bases, ¿se ha perdido por el camino, por qué?

--Hay un conjunto de factores y para explicarlos siempre nos dejaremos alguno en el tintero, hay un proceso natural, de un partido nuevo, apenas sin formar entra en las instituciones,y pagamos la novatada a nivel orgánico; a nivel político creo que se están haciendo un buen trabajo Y sobre todo ha habido verdadero miedo a ceder el bastón de mando. Compaginar una formación bien organizada con que cada vez más personas se sintieran partícipes de su acción política. Y cuando eso no pasa llega el desánimo y el desarraigo en el proyecto y que gente decepcionada vuelva a sus casas y deje de participar activamente. Y esa parte yo creo que es recuperable.

--Fueron muy críticos con la campaña de otra candidatura que pidió inscribirse para la votación aunque luego de desapuntaran.

--En esta campaña los síntomas de miedo se han acrecentado mucho. En el caso del censo y de los inscritos es más que miedo una falta de respeto a todas las personas que han participado activamente y se han dejado la piel en Podemos durante estos tres años. Precisamente la comisión de garantías estatal intervenía para declarar esa forma de proceder como poco ética y se anulaban los dos últimos días de censo. Creo que da para una reflexión muy grande y que las personas que hicieron ese tipo de prácticas bien harían haciéndola. ¿Queremos una organización donde la gente venga a construir o una en la que participe solo cuando a nosotros nos interesa? La gente debe tener la confianza para participar de forma asidua en la medida que quiera y si se permite así participará más gente remando en una misma dirección.

--También ha propuesto un giro en la estrategia política ¿en qué sentido?

--Es muy difícil volver a las elecciones en 2019 para pedirle a la gente que nos vuelva a votar si no hemos conseguido transformar determinadas realidades. A día de hoy los logros reales que podemos ofrecer a la ciudadanía desde las instituciones podrían haber sido más, No es fácil porque tenemos un partido socialista anclado en el conformismo, en una posición inmóvil, no se da cuenta de que la realidad social ha cambiado, pero es posible trasladar consensos sociales a consensos parlamentarios y eso no implica que tenga que ser necesariamente con el PSOE. Ya en las elecciones pasadas junto a con IU sumábamos más votos que el PSOE y esa es una fuerza que se ha desaprovechado en esta legislatura. Hay espacio para más acuerdos en la Junta General, no necesariamente con el PSOE, que además nos ayudaría a explicar a la ciudadanía cómo sería un gobierno de Podemos Asturies y estar en 2019 en una posición de poder hacerlo.

--¿En qué consensos en concreto está pensando?

--Uno muy asentado desde el 15M es la necesidad de una reforma electoral, y hay una reforma sobre la mesa con avances significativos en regeneración democrática y tendríamos que hacer un esfuerzo todos los grupos de la cámara porque hay una demanda palpable en la sociedad desde hace años. Toca buscar un consenso para hacerse eco de esa demanda en la calle.

--¿Cuál es u balance la relación con IU de Asturias?

--Son relaciones difíciles porque somos partidos distintos, con identidades y dinámicas distintas y a veces no encajan, y por eso fuimos de forma diferenciada en las autonómicas. Pero también tenemos una coincidencia suficiente como para haber concurrido juntos a unos comicios estatales. Nosotros creemos que se debe plantear de forma decidida una unidad de acción real; muchos militantes de Podemos y de IU están compartiendo pancarta en las mismas luchas pero luego eso no tiene reflejo en la acción parlamentaria. En su día tocará evaluar si esa acción conjunta es suficiente para compartir alianza electoral pero eso lo decidirán los inscritos de Podemos y los militantes de IU.

--Le han acusado de querer alejar el foco sobre la corrupción en la acción política.

--Me sorprende porque no sé de dónde sacan eso, no creo haber hecho declaraciones así; sí creo que hay que darle una vuelta, creo que la corrupción debe estar en los tribunales y que Podemos debe de ser más proactivo de lo que lo ha sido llevando casos de corrupción a los tribunales, y un ejemplo es Sogepsa, ya deberíamos estar personados. Esa capacidad no hay que delegarla en organismos externos sino tener un gabinete jurídico fuerte con recursos propios para llevar los casos de corrupción que encontramos a los tribunales. Eso permitirá dejar más espacio en las instituciones para ser constructivos y transformar Asturias. No sé de dónde sacan que queremos dejar de luchar contra la corrupción, queremos ser más enérgicos.

--En su documento advierte sobre el peligro de levantar suspicacia entre movimientos sociales por sentirse utilizados.

--Yo lo percibía en mi etapa de activista social, antes de militar en ningún partido político, siempre había ese recelo a ver si viene alguien de un partido y nos quiere instrumentalizar. Y visto desde el partido me parece que es una tentación para los partidos políticos. Y hay que dejar establecido que aunque sea una tentación no es lo más recomendable para un proceso de transformación social. Creo que de momento no ha pasado en Podemos Asturies pero como las dinámicas de partidos y movimientos sociales son diferentes podría llegar a pasar.

--Podemos Asturies es una agrupación singular en el conjunto estatal, ¿por qué cree que es así? ¿qué le parece la propuesta de federalización de Asturias 2019?

--El elemento más diferencial que ha existido en Podemos Asturies y que ha permitido su estabilidad es la increíble lealtad que han guardado al proyecto autonómico muchísimas personas que han planteado sus discrepancias en los órganos internos y no han permitido que salieran de esos espacios. En el momento en el que tocaba plantearlo al conjunto de la militancia, que este proceso, se han concretado en dos propuestas sólidas y robustas, no sólo la nuestra, también la de Dende Abaxu, que han abierto un debate enriquecedor y constructivo y hay que abordarlo sin miedo. Ha habido grandes aciertos como dar una perspectiva asturiana a la política estatal que nos ha dado asentamiento en el territorio, y lo defiendo. Los retos que tiene Podemos en los diferentes territorios son diferentes y eso tiene que tener respuesta en lo organizativo. Pero discrepo de que sea en los documentos autonómicos donde hay que defender una organización federal, eso le corresponde a la asamblea ciudadana estatal y al conjunto de inscritos en todo el territorio estatal. Hacerlo desde una comunidad da imagen de querer construir baronías como las que en su momento tenía el partido socialista y no creo que ese sea el modelo para Podemos que debe apostar por el control de los inscritos a través de las asambleas locales y estatales, cada una con sus competencias

Valora este artículo

6 votos
Comentarios

«Podríamos haber ofrecido más logros reales a la ciudadanía»