Las mascotas dejarán de ser bultos en el transporte público

Es solo uno de los cambios que implicará que el Código Civil deje de considerar a los animales como meras cosas


Redacción

Que una mascota viaje en transporte público, ya sea por mar, tierra o aire, supone que sea considerada una mercancía. Un bulto más destinado, en la mayoría de las ocasiones, a las bodegas o a los maleteros. «Ahora te obligan a que vayan en las bodegas y eso estaba dando lugar a muchísimas reclamaciones porque los perros no sobreviven en esas condiciones de transporte. En muchos casos llegan enfermos, o muertos, o incluso se dan situaciones en las que el transportín sale deteriorado, se abre la compuerta y el animal huye despavorido y no se le vuelve a ver», asegura la abogada asturiana Nuria Menéndez de Llano, directora del Observatorio Justicia y Defensa Animal, la entidad que ha conseguido a base de empeño y años que el ordenamiento jurídico en España vaya a dejar de considerar meras cosas a las mascotas

Menéndez de Llano calcula que la reforma, cuyo inicio de tramitación era respaldado ayer unánimemente en el Congreso de los Diputados, podría entrar en vigor en junio del año que viene. A partir de entonces, los animales ya no podrán ser mercancía en el transporte público. «Al dejar de estar considerados jurídicamente cosas, ya no pueden ser transportados como mercancías y eso obligará a mejorar las condiciones de transporte. Y, en caso de que suceda algo, las reclamaciones que lleguen a los tribunales tendrán en cuenta los daños morales. Ya no será como si te causan daños en una maleta», asegura. Y es solo una de las consideraciones que implica una reforma que adaptará el estatuto jurídico civil a la realidad actual, con presencia de mascotas en casi la mitad de los hogares españoles. Ya no serán, por ejemplo, embargables ni tampoco motivo de disputas o venganzas que no tienen en cuenta su bienestar en divorcios. 

Las mascotas eran jurídicamente cosas desde 1889

Se corrige además un anacronismo que data de 1889, cuando se promulgó el Código Civil en España que, en lo que se refiere a los animales de compañía, permaneció inalterable hasta ahora pese a que la normativa europea reconoce a los animales como seres vivos dotados de sensibilidad. «Sabíamos que nos iba a costar y, aunque ha sido una reforma lenta, es un éxito que hayamos tenido el apoyo unánime de toda la cámara. Eso pasa muy pocas veces y es para estar orgullosos», valora Menéndez de Llano

El trabajo del Observatorio Justicia y Defensa Animal, pese a que venían trabajando en la idea de impulsar esta reforma desde hace bastantes años, consiguió alcance nacional cuando se inició una campaña de recogida de firmas en la plataforma change.org en 2015, que se movió por las redes sociales con el hashtag #AnimalesNOSonCosas. «La abrimos para poner la cuestión en el debate político y ya son casi 350.000 firmas. El primer hito lo conseguimos el pasado 14 de febrero, cuando Ciudadanos presentó una proposición no de ley para instar al Gobierno a reformar el Código Civil y logramos la unanimidad de todos los grupos», recuerda la abogada. 

Catalá asegura que la tramitación será lo más rápida posible

Fue entonces cuando el trabajo del Observatorio Justicia y Defensa Animal se centró en elaborar un extenso informe jurídico, en colaboración con la Fundación Affinity, en el que se analizaba por qué tenía que llevarse a cabo cuanto antes esta reforma. «Contamos con juristas de Francia y Portugal que nos informaron de cómo se había realizado en sus respectivos países y, con ese informe que tenía 70 páginas, fuimos trabajando con los distintos grupos políticos durante meses», explica la abogada, que lleva yendo a Madrid desde entonces al menos una vez al mes para reunirse con los partidos políticos. «Poco a poco les hemos ido convenciendo y el Gobierno al final decidió sacar esa proposición de ley cuya toma en consideración es lo que se ha votado», indica. 

Así, a partir de ahora, «seguiremos trabajando porque se presentarán enmiendas para mejorar el texto» con lo que se inicia el último paso de una reforma a la que aún le restan varios meses de tramitación parlamentaria. Menéndez de Llano calcula que podría quedar rubricada en junio de 2018, aunque indica que el ministro de Justicia, Rafael Catalá, en un encuentro que mantuvo con representantes del Observatorio Justicia y Defensa Animal tras la votación de ayer en el Congreso, les dijo que quería que la tramitación fuera lo más rápido posible. 

Una reforma más ambiciosa que las de Francia y Portugal

La espera, aún así, merecerá la pena puesto que la reforma tal y como ya está planteada «nos va a colocar a la cabeza de Europa porque es aún más ambiciosa que las que teníamos como referencia, que eran la francesa y la portuguesa». Será así debido a que, además del Código Civil, se modificarán artículos relativos a las mascotas en la Ley de Enjuiciamiento Civil, en lo que se refiere a los divorcios y separaciones puesto que primará el bienestar animal e incluso se plantea  el reparto de los tiempos de disfrute si fuere necesario teniendo en cuenta el interés de los miembros de la familia, y en la Ley Hipotecaria, puesto que hasta ahora las mascotas eran embargables y con la reforma queda expresamente prohibido que formen del pacto de extensión de la hipoteca. 

«La verdad es que el texto que ha presentado el Gobierno, en el que les hemos asesorado y se ha trabajado con ellos en ese aspecto, es bastante bueno. Vamos a seguir haciéndolo, porque queremos que cambien alguna cosa. En cualquier caso, es una reforma muy amplia y el contenido de cómo se tienen que hacer las cosas está bastante desarrollado y está en contra del maltrato animal», valora Menéndez de Llano. En la práctica, añade, supondrá que «los jueces civiles ya no van a tener excusa para tener en cuenta a los animales cuando tengan que decidir sobre un asunto en el que haya un animal de por medio». Y no son precisamente pocos los que llegan a los tribunales en la actualidad: «Hay multitud de casos que se puedan dar relacionados con la aplicación del Código Civil. Existe muchísima casuística sobre el tema y multitud de ejemplos».

Valora este artículo

20 votos
Comentarios

Las mascotas dejarán de ser bultos en el transporte público