Nuevas caras en las negociaciones sociales

La renovación de las cúpulas de UGT y CCOO, además del inminente relevo en Fade, completan la llegada de una nueva generación de dirigentes a las organizaciones

José Manuel Zapico y Javier Fernández Lanero
José Manuel Zapico y Javier Fernández Lanero

Redaccion

En la actividad sindical también son estos tiempos de cambio. UGT abrió en el 2016 una nueva etapa con la elección de Javier Fernández Lanero como secretario general. Con su ejecutiva, el líder se ha ocupado en llevar a cabo la reestructuración de la formación según el nuevo organigrama acordado en el último congreso federal, que conlleva la fusión de federaciones para formar tres nuevas ramas más gruesas que las actuales. El proceso ha generado roces con la mentalidad independiente de la agrupación minera SOMA, que en noviembre dejó la puerta abierta a deshacer su centenaria vinculación con UGT, insatisfecha con las condiciones para su integración con lo que hasta ahora eran las agrupaciones sectoriales del metal y el campo.

CCOO, como se sabía con antelación, puso fin a la etapa de Antonio Pino al frente de su rumbo en Asturias. En mayo, su congreso eligió como sucesor al hasta entonces dirigente comarcal del Nalón, José Manuel Zapico, cuyos 40 años representan también un salto generacional en la dirección. Su llegada, como las de Adrián Barbón en el PSOE, Ramón Argüelles en IU y Lanero en UGT, señala el ascenso a los puestos más altos de las direcciones de las fuerzas de la izquierda política y sindical asturiana de una nueva hornada de dirigentes curtidos en las comarcas mineras. Zapico procede de Langreo; Barbón, de Laviana; Argüelles, de Lena; y Lanero, de Mieres.

Para completar el cambio en las fotos de los protagonistas de las reuniones de agentes sociales y económicos, la patronal Fade también renovará a su presidente apenas entrado el nuevo año. El actual, Pedro Luis Fernández, confirmó en la asamblea de junio lo que ya había anunciado pocas semanas después de su elección en el 2014. Solo estará un mandato en el cargo y eso abre la puerta a su relevo en enero. A finales de noviembre, la organización confirmó la validez de las dos candidaturas que ha recibido. Aspiran a encabezarla Belarmino Feito, fundador y propietario de Asturfeito, que concurre con el respaldo de la potente patronal de las empresas metalúrgicas, Femetal, y Alejandro Dïaz, accionista único del Grupo Baldajos, que opera en el sector de los neumáticos y el mantenimiento del automóvil. Díaz ya lleva cuatro años en la directiva como vocal en el equipo de Fernández. A su candidatura se incorporó en el último momento Inaciu Iglesias, gerente de Cartonajes Vir, que había anunciado su intención de presentarse antes de decidir integrarse en la propuesta de Díaz. Fade pasará el mes de enero inmersa en esa campaña electoral interna. La votación está fijada para el día 30.

La renovación en los dos principales sindicatos y el relevo inminente en la patronal aseguran que, en las próximas reuniones de los agentes sociales y económicos, habrá un nuevo elenco de protagonistas. Se abre una nueva etapa en las negociaciones sobre concertación, convenios y salarios.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Nuevas caras en las negociaciones sociales