Asturias, en el mapa mundial de la lluvia

La comunidad se sitúa entre los lugares más húmedos del mundo


Redacción

Vivimos en una tierra de lluvia. El tren de borrascas que atraviesa actualmente el Atlántico se ha encargado de recordárnoslo. Con tanta sequía uno podía acabar olvidando dónde vive. Y la reputación que acompaña a la comunidad se ha forjado a base de días grises, no soleados.

Asturias forma parte de un selecto grupo que existe en la Tierra, el de lugares más húmedos. El mapa que acompaña al texto destaca con azul aquellos sitios donde la precipitación media anual supera los 2.000 litros por metro cuadrado. Compartimos color con las regiones más húmedas de Europa, Estados Unidos e incluso con algunas tropicales.

En realidad, según los datos de la Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales (Sadei), la media anual de precipitaciones en la comunidad se sitúa en unos 1.100 litros por metros cuadrado, aunque con un reparto desigual en función de la zona.

Este matiz también es aplicable al resto Europa. Irlanda, Escociao Inglaterra llevan puesta la etiqueta de países lluviosos, pero solo en puntos concretos del noroeste de estos países se registran cifras tan elevadas. En Noruega se encuentra la ciudad con más precipitaciones del viejo continente, Bergen, donde se acumulan cada año más de 2.200 litro por metro cuadrado, aunque la media anual en el conjunto del país no supera los 800 milímetros.

También compartimos registros con otros lugares del mundo que históricamente tienen fama de lluviosos. Por ejemplo Seattle o Vancouver. En el noroeste de Norteamérica existe una configuración parecida a la de Asturias. Las borrascas llegan desde el oeste y sus frentes generan unos 1.300 mm cada año. Nuestros números incluso se aproximan a los de ciertas regiones ecuatoriales. En el Congo, situado en pleno corazón de la Tierra caen unos 1.600 litro por metro cuadrado al año. Eso sí, allí la precipitación es convectiva y no frontal como la de Asturias. En el ecuador del planeta, el aire caliente genera nubes que descargan con mucha intensidad. Lo mismo sucede en los lugares coloreados con violeta, que indican cifras anuales por encima de los 3.000 mm. Ahí las lluvias torrenciales descargan demasiada agua incluso para Asturias. En el noroeste de la India los monzones dejan hasta 9.500 mm.

La lluvia es un hidrometeoro para presumir y del que nunca deberíamos renegar. Existe otro mapa parecido de la Tierra que muestra las zonas con mayor vegetación. Y son precisamente aquellas que están coloreadas con azules y violetas.

Valora este artículo

8 votos
Comentarios

Asturias, en el mapa mundial de la lluvia