La mujer embarazada y su madre no presentan denuncia contra el agresor

Orden de alejamiento para el hombre detenido por pegar a su pareja

Juzgados de Oviedo
Juzgados de Oviedo

Redacción

El hombre de 39 años detenido el pasado miércoles por patear en la barriga a su pareja embarazada y pegar también a la madre de ella en el domicilio familiar ha aceptado 90 días de trabajo para la comunidad y una orden de alejamiento después de que las víctimas se hayan negado a prestar declaración.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), las dos mujeres no han querido presentar denuncia, ni prestar declaración judicial.

Tampoco han querido aportar dato alguno sobre su situación física, ni sobre los hechos, y han rechazado que se les realizara un reconocimiento médico forense, por lo que no se ha podido certificar médicamente que una de ellas estuviera embarazada, pero sí han solicitado ante la jueza medidas de protección.

Al acusado se le han imputado un delito de maltrato y otro de amenazas y ha sido objeto de un juicio rápido de conformidad con el Ministerio Fiscal.

Así, el detenido ha aceptado 40 días de trabajo para la comunidad por el delito de maltrato y otros 50 por el delito de amenazas, así como 32 meses de prohibición de cualquier tipo de comunicación y alejamiento de 200 metros de su pareja, y 16 meses en el caso de su suegra.

Los hechos ocurrieron sobre las 21:00 horas del miércoles, cuando una mujer llamó a la Policía para alertar de que estaba viendo cómo un hombre pegaba a dos mujeres en la casa de enfrente, en la calle Ramiro I.

Los agentes que acudieron a la vivienda se encontraron con las dos mujeres sangrando en la cabeza.

La pareja del hombre pidió a los agentes que se marcharan porque no quería denunciar, pero la madre les alertó de que las agresiones eran habituales.

Según relató a los agentes, el hombre le había dado patadas a su hija en la pareja y también las había agredido con un plato en la cabeza, por lo que decidieron detenerle y trasladarle a la Comisaría de la Policía Nacional.

Al abandonar detenido el piso, el hombre las amenazó con enviarles a la familia si acababa en la cárcel, mientras la pareja insistía en que lo dejaran porque no quería denunciar.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La mujer embarazada y su madre no presentan denuncia contra el agresor