Evi engulle la costa asturiana

El temporal daña el espigón de Puerto de Vega. La boya de Gijón registra una ola de casi 13 metros

El temporal Evi engulle la costa asturiana El temporal marítimo Evi llega con olas de 13 olas al Principado. El oleaje ha dañado el espigón de Puerto de Vega
J.C.G.
Redacción

El temporal Evi ha engullido el litoral asturiano con olas de casi 13 metros. Ese es el tamaño máximo medido a primera hora del día por una boya fondeada frente a la costa de Gijón. La pleamar prevista para poco antes de las seis de la tarde ha activado todas las alertas. En Gijón, la Policía Local ha procedido a cerrar parte del Muro, para prevenir a los más incautos. De hecho, en Puerto de Vega fuerte oleaje ha dañado el espigón. El vídeo que acompaña esta información muestra cómo el Cantábrico entra con fuerza en el muelle de esta localidad de Navia. Luarca y Tazones también están sufriendo con especial intensidad el embate del oleaje.

La boya del Puerto de Gijón ha registrado a primera hora olas de casi 13 metros, en una jornada en la que todo el litoral asturiano está en alerta naranja por fenómenos costeros. Según los datos recogidos por Puertos del Estado, la altura significativa de las olas, un parámetro que da idea de la altura aparente del oleaje, ha superado esta mañana los seis metros de altura.

La persistencia del fuerte oleaje que tiene en alerta naranja a todo el litoral cantábrico podría tener sus máximos efectos en Gijón. De ahí que la Policía Local haya decidido proceder al cierre de zonas más expuestas del paseo marítimo de Gijón como la Escalera 0, el arranque del Muro de San Lorenzo tras la iglesia de San Pedro, una zona batida especialmente por olas que, según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología, podrían alcanzar a lo largo de la jornada de hoy picos de 8 metros. En principio, según la Policía Local, solo dicho tramo del paseo se ha cerrado al paso de peatones.

La alerta no ha amilanado a los gijoneses. Centenares de personas se arremolinan junto al Muro para ver el espectáculo del Cantábrico encabritado. El público está pegado incluso a las zonas más expuestas, hasta en la escalera 0, que era la inicialmente precintada. Efectivos de bomberos vigilan la escena. Aunque el oleaje es intenso, las conversaciones brotan un poco decepcionadas. Ha habido otros temporales mucho peores, con olas inundando todo el paseo.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Evi engulle la costa asturiana