El Principado pone la puntilla a la unidad de primera acogida del Materno

La administración comunica a los trabajadores el cierre de una unidad con tres décadas de trayectoria. Los trabajadores temen que se vaya a privatizar la atención

La UPA del Materno ha sido trasladada al Fundoma.La UPA del Materno ha sido trasladada al Fundoma
La UPA del Materno ha sido trasladada al Fundoma

Redacción

Pensaban que la reunión tenía como objetivo abordar el conflicto laboral que tienen en marcha. La noticia fue mucho peor. El Principado acaba de comunicar al comité de empresa el cierre de la unidad de primera acogida (UPA) del Centro Materno Infantil de Oviedo, la única de estas características recogida en el organigrama asistencial de la comunidad. Los trabajadores tendrán que elegir nuevo destino dentro de los servicios públicos disponibles. Otra cosa es qué va a pesar con los usuarios. Los jóvenes, en principio, pasarán a una planta del Centro los Pilares, un complejo de gran tamaño, que suma varios servicios diferentes. La plantilla teme que lo que realmente vaya a suceder es que se termine privatizando, al entregarlo a alguna de las ONGs que ya trabajan con niños en Assturias, como por ejemplo la Fundación Cruz de los Ángeles .

La unidad de primera acogida (UPA) del Centro Materno Infantil de Oviedo tiene una trayectoria de casi tres décadas. Fundada a principios de los años 90, inicialmente, acogía a niños de todas las edades. Hubo una época en la que fue también el centro de referencia para los menores extranjeros no acompañados, conocidos como Menas. El modelo se fue actualizando y los diferentes gestores políticos fueron introduciendo cambios. En la actualidad, la UPA se encuentra temporalmente en la Fundación del Orfanato Minero (Fundoma) y atiende a niños entre los 12 y los 18 años, tanto asturianos como los extranjeros que tienen a sus familias. Cuenta con doce plazas estables y dos extra para emergencias. La media de usuarios de los últimos meses se ha estabilizado en torno a diez. 

Aunque existen otros dispositivos, este es el único que aparece en el organigrama oficial como unidad de primera acogida y el único que cuenta con un programa educativo específico, diseñado ex profeso. Los menores en primera acogida entre los 6 y los 12 años, la otra horquilla de edad desgajada de la UPA del Materno hace unos años ya está en el Centro Los Pilares, donde parece que ahora van a trasladar al resto. Por su parte, la acogida de los Menas la está realizando la Fundación Cruz de los Ángeles, que tiene complejos propios.

La noticia ha generado un gran malestar entre la plantilla, que se reunirá el próximo lunes con el Comité de Empresa para ver cuál es la situación exacta y qué pasos pueden dar. En principio, los trabajadores están dispuestos a movilizarse y a montar el ruido necesario para frenarlos. Luis Manuel Rodríguez, antiguo miembro de comité y educador del centro, reconoce que la clausura de la UPA es una sorpresa, pese a que la política de los últimos años parece ir en ese sentido. Rodríguez defiende su experiencia, su trayectoria y la necesidad de una unidad totalmente pública. Teme que detrás de esta decisión de cierre se esconda un afán privatizador. Su trayectoria, además, le ha enseñado que las UPAs de gran tamaño con niños de todas las edades mezcladas no son las más funcionales y que la separación por tramos de edad es acertada.

Rodríguez afirma que está dispuesto a dar la batalla y que hay más compañeros con el mismo compromiso. Así que le lanza una pregunta a la Consejería de Servicios y Derechos Sociales: ¿Por qué se cierra la unidad de primera acogida del Materno? ¿Cuál es la razón? Recuerda que ya en el pasado se lanzaron globos sonda. Incluso que hubo meses con muy pocos menores derivados. Pero aquello pasó. En esta ocasión, parece que la decisión está tomada.

   

Valora este artículo

6 votos
Comentarios

El Principado pone la puntilla a la unidad de primera acogida del Materno