Redacción

Maxi Alberto Rodríguez, el solucionador, la voz amable, la sonrisa y la pregunta oportuna. José Antonio Bron, el presidente, la frase contundente -el exabrupto si es necesario-, el sentido del humor y el capitán del barco. Estos dos periodistas, de la mano, han sido el alma de la Asociación de la Prensa de Oviedo (APO) durante casi tres décadas. Han hecho de todo: presidentes, secretarios, vocales,... Pero también han sido compañeros, asesores y hombres de referencia. Esos son solo algunos de los motivos por los que hoy, seis meses después de dar un paso al lado, la APO les ha concedido su Título de Honor. Sus figuras han sido glosadas por dos compañeros de trayectoria y de asociación. Orlando Sanz y José Luis López del Valle han conseguido poner de relieve sus trayectorias y su personalidad.

La Asociación de la Prensa de Oviedo (APO) ha celebrado su comida anual en el hotel OCA Santo Domingo, de Oviedo, en la semana de su patrón, San Francisco de Sales. Un centenar de compañeros se han reunido para rendir homenaje a Maxi y Bron, tal y como todo el sector les conoce, para reconocer su labor y para pedirles que sigan apoyando a la directiva que hace seis meses tomó el relevo, con Ceferino Vallina al frente. La precarización, los altos niveles de desempleo y la necesidad de reivindicar una labor imprescindible en un Estado de derecho fueron los temas que salpicaron todos los corrillos y las intervenciones de los glosadores y de los premiados, salvo en el caso de Bron, que lacónico y afónico, se limitó a sonreir un «gracias». Ambos se han ofrecido para seguir aportando su experiencia. Maxi, un profesional de costumbres, ha dado incluso las señas del bar en el que desayuna, con puntualidad británica, para aquel que quiera compartir con él una charla y un café. 

La asamblea anual de la APO tuvo lugar también esta semana. En realidad, se celebró una asamblea ordinaria, para poner al día las cuentas y los proyectos, y una extraordinaria, para renovar y actualizar los estatutos. Esta fue una de las encomiendas que la directiva saliente dejó al equipo de Ceferino Vallina. Los estatutos salieron adelante por unanimidad.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Maxi y Bron: el periodismo por bandera