Podemos e IU se quedan solos en defensa de una oficialidad sin condiciones

Con el rechazo explícito de PP y Ciudadanos, y la previsible abstención del PSOE, el dictamen de la comisión sobre el asturiano se atasca

.

Redaccion

Podemos e IU se han quedado solos en la defensa de incluir en el dictamen de la comisión de estudio sobre el asturiano la petición de una reforma estatutaria que promueva la cooficialidad del asturiano sin condiciones, una medida que Foro supedita a un consenso social previo y a que se aplique un modelo que evite la obligatoriedad de su uso o aprendizaje.

El voto de Foro resulta imprescindible para que el dictamen, elaborado por IU, y que pide de forma expresa abordar la reforma estatutaria para impulsar la oficialidad, salga adelante en la comisión dado el rechazo ya manifestado por PP y Ciudadanos.

La formación morada y la coalición suman catorce escaños, los mismos que los populares y el partido naranja, lo que hace imprescindible el apoyo de Foro una vez que el PSOE ya ha avanzado que, pese al cambio de criterio aprobado en su último Congreso, no apoyara en esta legislatura la demanda de impulsar la oficialidad.

La previsible abstención de los socialistas impediría así la aprobación en los términos en que está redactado el dictamen elaborado por la presidenta de la comisión, de IU, e incluso, según ha avanzado hoy el diputado de Foro Pedro Leal, este órgano podría cerrarse sin que se aprobara ningún documento de conclusiones.

Así, ha recordado que la comisión constituida para estudiar la situación actual del asturiano es de estudio y no de investigación para las que el Reglamento de la Junta General sí establece la obligatoriedad de que sus conclusiones se reflejen en un dictamen y que este documento sea luego sometido a votación en el pleno.

El plazo para presentar alegaciones a la propuesta de dictamen ha finalizado hoy sin que populares y socialistas hayan registrado ninguna propuesta, en el caso del PP por considerar que la comisión «ya tenía sus conclusiones antes de celebrarse» y que incluye afirmaciones «radicalmente falsas como que una mayoría de los asturianos exige la oficialidad», según el diputado David González.

En el caso del PSOE, el portavoz del Gobierno regional, Guillermo Martínez, ha reiterado que el Ejecutivo «comparte el razonamiento» del Grupo Socialista de que su partido «se presentó con un programa electoral que se está cumpliendo» y ha advertido de que una reforma estatutaria «no se puede afrontar al final de una legislatura».

Por su parte, Podemos advierte en sus enmiendas a la propuesta de IU de que «sin la marca de calidad que supone la oficialidad, la lengua no tiene futuro y acabará desapareciendo» e incide en que el modelo lingüístico español «es flexible» y no hay un modelo único.

Asimismo, pide reflejar en el texto que no hay ningún Estado, salvo Islandia, que no sea multilingüe, que en España hay «siete lenguas españolas» y que el 47 por ciento de la población reside en comunidades con más de una lengua con lo que la pluralidad lingüística no es ni una rareza, ni una excepción ni una molestia.

Las enmiendas de Ciudadanos plantean, al igual que Foro, el desarrollo de la Ley de protección del asturiano y la aportación de fondos estatales como la que se hace para otras lenguas oficiales y piden además generalizar su enseñanza en todas las etapas educativas, pero rechaza la posibilidad de impulsar la cooficialidad.

Por su parte, Foro ha lamentado que existan «radicales» a favor y en contra de la oficialidad que buscan «la confrontación» en torno a una lengua «patrimonio de todos los españoles», pero que no puede convertirse «en una barrera» dado que el asturiano «no puede discutir al castellano su espacio de comunicación» y que «no es real» que la oficialidad sea «una aspiración mayoritaria».

El debate en torno a la oficialidad del asturiano, cuyo uso y promoción previsto en el Estatuto se regula por una ley de 1998, se reactivó después de que la (FSA-PSOE) cambiase en su último congreso -en el que accedió a la Secretaría General el sanchista Adrián Barbón- su postura tradicional para pasar a respaldar dicha medida.

La hipotética reforma estatutaria para cooficializar el asturiano requeriría de una mayoría de tres quintos del Parlamento regional y posteriormente debería ser refrendada por las Cortes Generales como Ley Orgánica, lo que haría necesario aprobarla por mayoría absoluta

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Podemos e IU se quedan solos en defensa de una oficialidad sin condiciones