Europa Press

Termina la tregua. Un segundo temporal de frío, lluvia y nieve amenaza con levantar hoy de nuevo el muro de nieve y hielo entre Asturias y la Meseta una semana después del inicio de las mayores nevadas en años. La borrasca, que se prevé incluso más potente, impactará a partir de hoy en el noroeste de la Península y se dejará notar de nuevo con tanta fuerza como el anterior en Asturias, que vuelve a las alertas amarillas: por fuertes nevadas -que podrían descender a última hora hasta los 300 metros- en la cordillera y amplias zonas del suroccidente y la zona suroriental, y por oleaje y fenómenos costeros en todo el litoral. De entrada, el día ha entrado sin nevadas y con frío, que ha desplomado los termómetros esta madrugada hasta los -3.5º en Pajares, los -3º en Aller o los  -2.3º en Degaña, y valores muy bajos en cotas costeras, como los 1,2 grados en la madrugada gijonesa. La perspectiva, no obstante, es de un repliegue de la cota de nieve a lo largo del fin de semana, aunque seguirán las precipitaciones y la lluvia. Los carnavales más madrugadores estarán pasados por agua.

Este pequeño respiro concedido por el invierno se ha quedado muy corto para restablecer por completo la normalidad en el Principado. Aunque las comunicaciones por carretera han mejorado y se ha logrado restablecer casi por completo el suministro eléctrico a los usuarios sin servicio desde el lunes, los trenes de pasajeros entran en su quinto día sin poder entrar y salir de Asturias, con el sistema de transporte alternativo por carretera sustituyendo a los convoyes.

A estas horas, se circula con normalidad tanto por el Huerna como por Pajares, aunque el 112 informa de siete puertos cerrados: San Isidro en Aller; Connio en Cangas del Narcea; Tarna en Caso; Collada de Moandi en Piloña; Alto del Cordal en Riosa; puerto de San Lorenzo en Somiedo; y Puerto Ventana en Teverga. Otros nueve puertos continúan con restricciones, siendo obligatorio el uso de cadenas. En cuanto a las carreteras, ocho siguen cerradas al tráfico. Se trata del límite con Cantabria en Cabrales; la carretera de acceso a los Lagos de Covadonga; la AS-29 en Cangas del Narcea; la LN-8 en Lena; la AS-339 y la PI-10 en Piloña, esta última por desprendimientos; la PO-2 en Ponga; y la AS-361 en Villanueva de Oscos. Otras 58 carreteras secundarias requieren del uso de cadenas para circular. Algunos de los desprendimientos son tan problemáticos como el de la carretera AS-29, entre Cangas del Narcea e Ibias, además del producido ayer en el desfiladero de Los Beyos que ha cortado la N-625, que atraviesa el puerto de El Pontón.

La consejería de Infraestructuras ha tenido que invertir 410.000 euros en seis contratos de urgencia para limpiar las carreteras de titularidad autonómica. El director general de Infraestructuras y Transportes, José María Pertierra, avanzó además que en los próximos días habrá más emergencias cuando el terreno se vaya cargando de agua y se produzcan embolsamientos que provoquen desprendimiento os deslizamientos de laderas y ha reconocido que, pese a la falta de costumbre de los últimos años marcados por inviernos suaves, el Principado tiene medios humanos y materiales para afrontarlas.

Las contratas de urgencia empezaron con sus tareas por las carreteras que conducen a los puntos donde quedaban por reparar los puntos de la red eléctrica afectados por el temporal. Las compañías eléctricas sólo tenían constancia a última hora de anoche de 69 clientes sin suministro en Teverga y Somiedo, que se encuentran desde ayer en esta situación, mientras que en el resto de zonas afectadas por las averías -que llegaron a dejar sin luz a 10.000 usuarios- se están realizando cortes puntuales programados, de entre 30 y 60 minutos, para proceder a la reparación definitiva. En cuanto a la red de telefonía, la fija está totalmente restablecida y en la móvil los diferentes operadores aseguran que tienen prácticamente restituido el servicio excepto en algunas zonas localizadas en los concejos de Tineo, Teverga, Ibias y Allande.

El temporal ha seguido afectando también al funcionamiento de los 400 centros educativos públicos de la región de los que el 33,67 por ciento han sufrido incidencias derivadas de los problemas con el transporte y el 12,24 por ciento han continuado cerrados. El día de ayer dejó además incidencias como el rescate en helicóptero por parte de la Guardia Civil de un joven que pasó ocho días aislado en una cabaña situada en el puerto de Agüería, en Bárzana de Quirós, a la que había subido para realizar labores ganaderas.

Riesgo de aludes

Por otra parte, la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha emitido un aviso en el que se advierte, durante estos días, de riesgo fuerte de aludes en Picos de Europa. Las nevadas de esta semana acompañadas de temperaturas más frías hacen que el peligro de aludes de nieve reciente se prolongue un mayor número de días, debido a la mayor persistencia de la inestabilidad, al producirse un asentamiento mucho más lento a temperaturas bajas y mantener las nieve las condiciones iniciales. Durante los próximos días continuarán las precipitaciones con nuevas acumulaciones de nieve fresca y serán probables las salidas espontáneas de nieve resuelta en todas las orientaciones. El peligro por nieve reciente y nieve venteada será los tres días. En estas condiciones, desde el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) se advierte que es especialmente peligroso realizar recorridos a pie por la alta montaña así como la práctica de deportes invernales como el esquí de travesía o la escalada en hielo.

Valora este artículo

5 votos
Comentarios

Un nuevo temporal, más intenso, amenaza con rehacer el muro de nieve y hielo entre Asturias y la Meseta