La plataforma contra la oficialidad se une a HazteOír para recoger firmas contra el asturiano

Adrián Barbón acusa al PP de promover el debate sobre la llingua para eludir los asuntos sociales


Redaccion

Una Asturias en la que sus habitantes «sólo podrán usar el bable», abrasada por mastodóndicas imposiciones de impuestos y además huerto en el que se ha plantado la «semilla del odio». Así describen las consecuencias de que se llegue a aprobar la oficialidad de la lengua asturiana los promotores de la Plataforma contra la Oficialidad, un grupo ligado estrechamente al lobby El Club de los Viernes. Las conexiones de este colectivo con grupos de la extrema derecha se han extendido después de presentar 11.000 firmas contra la oficialidad que ha sido recabadas a través de la plataforma digital Citizengo, que fue fundada por el grupo HazteOír, el mismo que adquirió notoriedad por recorrer varias ciudades de España con un autobús que difundía mensajes de odio hacia los niños transexuales. Esa misma plataforma promueve peticiones en oposición al matrimonio homosexual, al aborto y la eutanasia en un ámbito internacional.

La Plataforma asegura que trabaja para evitar que la cooficialidad se implante «en contra la voluntad de una importantísima mayoría de asturianos» y considera que sería «negativa» para la sociedad asturiana. A su juicio, esta medida acabaría con la libertad lingüística, porque «el bable pasaría de voluntario a obligatorio»; mataría los distintos dialectos; crearía barreras y divisiones en la sociedad y generaría un aumento del gasto público y de los impuestos.

La Plataforma considera que la cooficialidad es negativa para el futuro laboral de próximas generaciones, que «sólo podrán usar el bable» en Asturias; supondrá un deterioro de los servicios públicos, porque primaría como mérito el conocimiento de la Llingua y no las funciones, y es mala para la economía, contraria a las esencias de la asturianía y «semilla del odio». 

Monotema del PP

Por otra parte, el secretario general de la FSA, Adrián Barbón, ha acusado a la líder de los populares asturianos, Mercedes Fernández, de vivir en un «monotema permanente», en referencia a su posición contraria a la oficialidad de la lengua asturiana. «Que enrede lo que quiera enredar», ha señalado Barbón, que ha acusado a Mercedes Fernández de generar debates «que no existen en la calle».

Así se ha posicionado el líder socialista, que sin mencionar las palabras oficialidad o asturiano ha querido criticar la posición de Mercedes Fernández con la cuestión lingüística. «Vive en un monotema permanente y nosotros no vamos a entrar a debates falsos», ha señalado Barbón, que ha añadido que Mercedes Fernández se está «entreteniendo» con polémicas que no existen en la calle.

Así, ha afirmado que cada vez que ella habla del «monotema», los socialistas van a hablar de cuestiones como las pensiones, el empleo joven o la situación de las personas mayores. «No nos va a encontrar en el camino de la confrontación por la confrontación. Allá ella, en 2019 seguirá sentando en la oposición», ha indicado Barbón.

En ese sentido, ha recordado que en sus años en la política local, como alcalde de Llaviana, no existían debates «que no se correspondieran con los de los ciudadanos. Ahora veo que sí, que enrede lo que quiera enredar, porque en la FSA solo vamos a hablar de los problemas de Asturias», ha sentenciado Barbón.

Valora este artículo

13 votos
Comentarios

La plataforma contra la oficialidad se une a HazteOír para recoger firmas contra el asturiano