Así será la convocatoria inminente de 179 plazas de médicos

La administración ultima una oferta de empleo volcada con la Medicina de Familia y baraja fechas para la oposición. Estudia cómo rentabilizar la academia MIR de Oviedo para atraer profesionales

Aspirantes a conseguir una plaza del MIR en Asturias
Aspirantes a conseguir una plaza del MIR en Asturias

Redacción

La prioridad es reforzar cuanto antes la Atención Primaria. Esa es una de las premisas que tiene en mente el Servicio de Salud del Principado (Sespa) y uno de los principios que inspira la oferta pública de empleo (ope) 2017 para médicos que saldrá publicada en el Boletín Oficial (BOPA) en cuestión de días. Es necesario garantizar el relevo profesional en aquellas áreas clínicas donde se prevén más jubilaciones y también donde puede haber más dificultades para encontrar relevo. En total, saldrán a concurso 179 plazas, entre Primaria y Especializada. Las fechas de los exámenes todavía no están cerradas pero las pruebas se realizarán entre los mayo y junio, es decir, a tres meses vista.  

El detalle que maneja el Sespa para el reparto de esas 179 plazas, consiste en que Medicina de Familia se lleve 124. También en Atención primaria, habrá otros cinco puestos para Pediatría. El resto de las plazas son para especialistas. Dentro de los  Facultativos Especialistas de Área (Fea), la disciplina con más opciones será Anestesiología y reanimación, con 20 plazas. Después, aparece Radiodiagnóstico con 11, Cirugía ortopédica y traumatología con 10, Pediatría en Atención Especializada con 5 y, por último, Oftalmología con 4. El grueso de esta convocatoria está conformado por las especialidades más amenazadas por la carencia de profesionales en todo el país. 

Situación y medidas

El problema no es nuevo. Un estudio de la propia Consejería de Sanidad ya lo enunció hace justo una década. Sindicatos como el Simpa llevan desde entonces reclamando a la Administración que adopte medidas. En pleno 2018, hay alrededor de 1.300 facultativos en edad próxima a la jubilación. Son todos aquellos nacidos antes de 1960. Representan un tercio de la plantilla de médicos del Sespa. De esos 1.300, alrededor del 40% (515) podrán jubilarse en el plazo de dos años, antes del 2020. Son los nacidos antes de 1955 y los que integran las primeras promociones de la Universidad de Oviedo. Si se atiende solo a Medicina de Familia, antes de 2025, se jubilarán 473. La situación es preocupante no solo por la cifra total sino también porque se han retirado plazas de docencia MIR en los hospitales comarcales de Mieres, Cangas del Narcea y Jarrio y en el concertado de Jove.

El grupo de trabajo creado por el Ministerio de Sanidad y las comunidades para tratar de resolver de manera conjunta esa acuciante necesidad de profesionales ya ha puesto sobre la mesa una serie de medidas urgentes que abarcan desde ampliar las plazas MIR a agilizar la concesión de unidades de docencia o incentivar los puestos de difícil desempeño. ¿Qué piensa Asturias? Para el Principado la prioridad es hacer un estudio de la previsión a medio plazo, es decir, que abarque incluso más de una década, hasta 15 años de margen. Sería importante vincular esas necesidades del sistema público con la salida de licenciados de la facultades. El Gobierno regional afirma que el primer paso sería, directamente, ampliar el MIR y adaptarlo a la realidad de cada comunidad autónoma, recuperando, por ejemplo, la docencia en aquellas áreas periféricas donde se suspendió, que coincide en muchos casos con los lugares con más necesidades. También coincide en que se tiene que incentivar a los profesionales que accedan a las plazas de difícil cobertura y reducir la temporalidad, algo que se persigue con la ope de 2017 que está en marcha.

Esta parece la postura básica que defenderá el consejero de Sanidad, Francisco del Busto, en el Consejo Interterritorial que el ministerio tiene que convocar. No tendría que haber mayores problemas, ya que la línea argumental del discurso del Principado parece coincidir con las conclusiones emanadas del grupo de trabajo. No obstante, la consejería ya está adelantando tarea. Está trabajando con el ministerio en un plan formativo para que los centros que se quedaron sin docencia MIR recuperen una parte de la oferta. 

Tiene más ideas en mente. Oviedo cuenta con un centro de preparación MIR que es referente en todo el país. La Administración sanitaria cree que hay que buscar la forma de rentabilizarlo. Reconoce que es una gran oportunidad para atraer a la red pública asturiana a licenciados de toda España. El mejor método es mostrarles cómo es el sistema, la red hospitalaria y de centros de salud y darles garantías de que si eligen formarse como médicos en el Principado tendrán un trabajo asegurado.   

Así pretenden las comunidades combatir la falta de médicos

S.D.M.
Aspirantes a conseguir una plaza del MIR en Asturias
Aspirantes a conseguir una plaza del MIR en Asturias

Las administraciones pactan una batería de medidas como ampliar las plazas MIR o incentivar la cobertura de las plazas menos atractivas

Las Administraciones sanitarias miran al horizonte y ya atisban que la falta de relevo entre los profesionales médicos será un problema clave para la supervivencia del sistema público en el plazo de cinco o seis años. Organizaciones sindicales como el SIMPA llevan años alertando de las carencias y exigiendo al Gobierno del Principado que adopte medidas urgentes. La elevada temporalidad y las penosas condiciones de los primeros años, con contratos incluso de días, han llevado a muchos profesionales a abandonar a Asturias e, incluso, España. La edad media de los médicos es elevada y las jubilaciones producirán una sangría difícil de contener. En Asturias, el gerente del Servicio de Salud (Sespa), José Ramón Riera, ya había adelantado por dónde creía que pasaban las soluciones. Sin embargo, el Ministerio de Sanidad no quiere que cada comunidad haga la guerra por su parte y ha montado un grupo de trabajo que ya ha consesuado un borrador al que ahora los consejeros tendrán que dar el visto bueno en el Consejo Interterritorial. Más plazas para la formación de especialistas, incentivar la colocación en puestos poco atractivos, coordinar las diferentes categorías para evitar fugas y competencias desleales entre territorios o hacer un estudio sobre la necesidad de cada área de especialistas son algunas de las propuestas negociadas.

Seguir leyendo

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Así será la convocatoria inminente de 179 plazas de médicos