Guarderías gratis en los colegios: la última reivindicación de los padres de la concertada

Concapa reclama que la administración firme acuerdos también para la etapa de 0 a 3 años. Solicita bus y comedor para los colegios concertados más alejados

Desde la izquierda, el presidente de Concapa, Pedro Caballero; el consejero de Educación, Genaro Alonso; Desireé Fernández; presidenta del AMPA Amor de Dios de Oviedo; el coordinador de Concapa Asturias, Isaac Morán; el director general de Personal Docente, Roberto Suárez Malagón, en la sede de la consejería
Desde la izquierda, el presidente de Concapa, Pedro Caballero; el consejero de Educación, Genaro Alonso; Desireé Fernández; presidenta del AMPA Amor de Dios de Oviedo; el coordinador de Concapa Asturias, Isaac Morán; el director general de Personal Docente, Roberto Suárez Malagón, en la sede de la consejería

Redacción

Garantizar la libertad de elección de centro. Ese sigue siendo la principal reivindicación de los padres de la escuela concertada. En Asturias ese derecho convive con la planificación que realizar la Consejería de Educación, así que las familias reclaman medidas complementarias para poder decidir de manera efectiva en qué tipo de colegio estudian sus hijos. Para conseguirlo reclaman dos medidas concretas al Principado. La primera, que se concierte la primera etapa de Infantil, es decir, el 0 a 3 años. Ahora que el Gobierno asturiano está buscando un modelo es el momento adecuado de pedirlo. Con esta medida se garantizan poder tener a los alumnos matriculados durante todas las etapas no universitarias. La segunda es la gratuidad del comedor y del transporte escolar para poder ir a un concertado si en tu localidad o zona de influencia no hay uno abierto y la única opción es la red pública.

Estas son dos de las peticiones que la Confederación de asociaciones de padres (Concapa), la mayoritaria en los colegios concertados, trasladó a los responsables de la política del Principado, en una reunión celebrada en la sede de la consejería. A la mesa se sentaron el presidente nacional de Concapa, Pedro Caballero; el coordinar de la gestora de Concapa Asturias, Isacc Morán; la presidenta del Ampa del Amor de Dios de Oviedo, Desireé Fernández; el consejero del ramo, Genaro Alonso; y el director general de Personal Docente, Roberto Suárez Malagón. Además, de abordar estas dos reivindicaciones concretas, también hablaron de cómo afrontar la caída de la natalidad, que está abocando al cierre a algunos colegios, como la Salle de Ciaño. También comentaron la necesidad de ser flexibles con los ratios necesarios para mantener abierta líneas. Su idea es que públicos y concertados soporten por igual la crisis demográfica y las familias tengan total libertad para decidir la educación que quieren para sus hijos.

Medidas concretas

Caballero considera prioritario negociar la firma de conciertos educativos para el primer ciclo de Infantil. Sabe que es un momento crucial para sacar el tema porque justo el Principado está debatiendo el modelo de futuro para las escuelas públicas, que ahora dependen de los ayuntamientos, con financiación del Gobierno regional y el copago de los padres. El presidente de Concapa explica que los colegios diocesanos, los que dependen de la Iglesia, ya cuentan con guarderías, así que tienen experiencia. El resto de los centros también podrían incorporarlo. La ventaja que vende Caballero es que los alumnos podrían pasar todos los cursos académicos hasta la Universidad en un mismo centro. Apela también a la necesidad de incrementar la oferta de plazas públicas, ya que existe demanda.

La flexibilidad para la elección de centro es la segunda demanda. Caballero explica por qué reclama comedor y transporte gratis. Señala que en zonas en las que solo hay un centro, si este cierra por la caída de matrícula, la única opción para las familias es cambiar la matrícula a la escuela pública. Considera que la Administración tiene que seguir dando a los padres la opción de elegir, así que solicita que se cambie la legislación actual del Principado y que en estos supuestos se pague el transporte escolar hasta el colegio concertado más cercano y también el servicio de comedor, cuando sea necesario. El presidente de Concapa indica que con medidas como estas sí se garantiza la libertad de elección de centro.

Frenar los cierres

El gran problema para las dos redes radica en la acusada caída de la natalidad. Así se lo ha trasladado el propio consejero de Educación. El descenso de la matrícula afecta fundamentalmente a la zona rural y no a las grandes ciudades, así que la administración está tratando de compensar este problema. Un centro concertado baraja cerrar ya el próximo curso. Se trata de La Salle de Ciaño. La opción concertada más cercana es La Salle de Sama. En este caso, señalan los padres, parece que es decisión de la propiedad, por lo que poco pueden hacer el Gobierno y los padres. Lo peor es que sienta un precedente para otros colegios en situación similar. Concapa es consciente de que a la La Salle de Ujo tampoco le sobran los alumnos y teme que a corto plazo siga el mismo camino que Ciaño.

Por esa razón, Caballero ha solicitado a Genaro Alonso políticas activas para fijar población. Sabe que son programas a más largo plazo pero cree que es necesario ir más allá de los límites educativos y pensar en planes estratégicos ambiciosos que abarquen desde la generación de empleo a la mejora de los servicios. Está convencido de que es la única manera de evitar una cascada de cierres de colegios.

La Fiscalía y la solicitud de centro

La reunión entre la Consejería de Educación y la Concapa se produce solo unos días después de que la administración haya publicado en el Boletín Oficial del Principado una nueva resolución regulando el proceso de admisión de alumnos. La normativa recoge ahora que llevará a la Fiscalía todos los casos en los que haya alguna falsificación del lugar de residencia con el objetivo de elegir un centro diferente. Los padres podrán autorizar la consulta de sus datos y los que no lo hagan tendrán que entregar una documentación concreta. Si no se ajusta a la realidad, podrá terminar en los tribunales. Este problema se está produciendo, sobre todo, en las ciudades, que son las que están divididas por zonas de influencia para elegir centro y, fundamentalmente, las denuncias se producen para el acceso a centros concertados.

Pedro Caballero considera que judicializar un problema es siempre la última solución. Concapa aboga por medidas preventivas de gestión. Considera que la solución es implicar a los ayuntamientos para tener acceso a los padrones municipales y también sentar a representantes de la corporación en las comisiones de admisión. El presidente de la asociación indica no es muy partidario de implicar a la Fiscalía en este tipo de actuaciones.

 

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Guarderías gratis en los colegios: la última reivindicación de los padres de la concertada