El Gobierno considera el eucalipto una especie clave para el desarrollo del medio rural asturiano

Desoye a su propio comité científico, que pedía erradicarlo y catalogarlo como especie invasora


Redacción

Tal vez nunca una causa defendida por un pequeño ayuntamiento había abierto una grieta tan grande en un departamento gubernamental. La cruzada del municipio coruñés de Teo contra el eucalipto llegó al Ministerio de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, y logró algo que parecía impensable: que un comité científico que asesora al propio ministerio respaldara el argumento del ayuntamiento de que se trata de una especie invasora que debe erradicarse. 

Un posicionamiento de sus asesores que dejó perplejos a funcionarios del departamento de Isabel García Tejerina, contrarios a incluir el eucalipto en el catálogo de especies invasoras -donde sí está la acacia-, y que desembocó en una contundente respuesta. En otro informe, el Gobierno central no solo desacredita ese documento, que califica de tendencioso y al que desprecia por estar sustentado en opiniones «personales y políticas», sino que zanja la controversia con un argumento relevante para Asturias: el ministerio da al eucalipto un papel estratégico por su contribución al desarrollo rural.

Fuerte impacto social

El del Ejecutivo es un posicionamiento de carácter simbólico, puesto que son las comunidades las que tienen competencias normativas para regular nuevas plantaciones, pero socialmente relevante en una comunidad donde hay sectores sociales que ven en esta especie una gran parte de los males del medio rural, azotado por el fuego. El documento de la Subdirección General de Política Forestal, fechado el pasado diciembre, recuerda que la «extensión del cultivo de eucalipto en determinadas zonas corresponde a un interés socioeconómico por los beneficios que proporciona a sus propietarios».

Con esto, el ministerio trata de argumentar que el crecimiento de la especie no es por su carácter invasivo, sino por la elección de propietarios que seleccionan este cultivo de forma preferente por su condiciones de rentabilidad, es decir, por motivos socioeconómicos. En las conclusiones del informe que responde el dictamen de sus científicos asesores, el ministerio recuerda que las plantaciones de eucalipto juegan un «rol fundamental en el desarrollo rural de la cornisa cantábrica, que están sometidas a una estricta regulación para su plantación y uso» y que la especie no se puede considerar invasora, al no existir ni base ni consenso científico para esta declaración.

El documento no solo reprueba el dictamen científico de los asesores, sino que sirve para desestimar todos los puntos que plantea el concejo gallego de Teo. Y dedica precisamente un apartado a analizar la relación existente entre esta especie y los fuegos. En relación con los daños producidos por los incendios forestales en Galicia, se indica que, durante el período 2000-2013, la incidencia media de los fuegos sobre los eucaliptales fue del 7,8%, proporción que contrasta con el 18% de ocupación del eucalipto en la superficie forestal de la comunidad gallega.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

El Gobierno considera el eucalipto una especie clave para el desarrollo del medio rural asturiano