Vuelve el frío a Asturias

Una nueva borrasca traerá abundantes lluvias y temperaturas más frías de lo habitual para esta época del año

.Una intensa lluvia en las calles de Oviedo
Una intensa lluvia en las calles de Oviedo
La Voz
Redacción

Después de tanta borrasca los asturianos dieron la bienvenida a la primavera saliendo a las terrazas y disfrutando de las tardes al aire libre, coincidiendo con las vacaciones escolares de Semana Santa. Los atardeceres despejados impregnaban el cielo de colores diversos y los grandes abrigos se guardaban en el armario con optimismo. Pero quizás haya que volver a sacarlo. Aemet prevé para este fin de semana y los días siguientes abundantes lluvias y un descenso de las temperaturas máximas de hasta ocho grados con respecto a la jornada de hoy, donde los 18 grados se alcanzaron en buena parte del Principado.

Los modelos de predicción apuntan, de manera «muy clara y contundente», a que la lluvia y el frío se extenderán durante la próxima semana, según Delia Gutiérrez, portavoz de la Agencia de Meteorología (Aemet), para añadir que la inestabilidad aún podría abarcar más días, aunque aún exista un poco de incertidumbre sobre el pronóstico. Las borrascas circulan una detrás de otra para entrar desde el Atlántico hasta latitudes peninsulares -ha explicado la portavoz- y todavía no se aprecia en los modelos un cambio en la configuración atmosférica que indique estabilidad.

Máximas y mínimas 

Este episodio húmedo también dejará valores, tanto máximos como mínimos, fríos, con temperaturas que se situarán por debajo de los valores normales para esta época del año. En Asturias, mientras que Gijón, Oviedo, Mieres y Avilés se moverán entre los 6 y 13 grados desde este fin de semana y de cara a los días siguientes -que se considera frío para estas alturas de abril-, en concejos como Cangas del Narcea o Aller no llegarán ni a los 10 grados de máxima y las mínimas apenas subirán de 5.

La próxima semana comenzará con inestabilidad generalizada y precipitaciones en numerosas zonas de la península. El martes será un día muy lluvioso: el escenario más probable prevé la formación de otra borrasca sobre la península, con lluvias en cualquier punto de la geografía y que propiciarán acumulaciones significativas, sobre todo en amplias zonas de la vertiente atlántica. Durante este día, los valores descenderán, aunque con tendencia a subir el miércoles por el oeste.

A partir del jueves, el ambiente más probable apunta de nuevo a una «inestabilidad generalizada», pero con una probabilidad de lluvia algo menor, aunque Gutiérrez ha incidido en que durante este día «no es posible hablar de clara mejoría en ninguna zona de la península».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Vuelve el frío a Asturias