La historia de la minería, en primera persona

El Museo de la Minería de Asturias (MUMI), en El Entrego, ofrece a sus visitantes un paseo por la historia del colectivo en Asturias

Museo de la Minería de Asturias
Museo de la Minería de Asturias

Redacción

Todo asturiano sabe que no se puede hablar de la historia de Asturias sin mencionar la minería. La actividad minera marcó, desde sus inicios a comienzos del siglo XIX, un antes y un después en la historia de la región. Su principal enclave: los valles del Caudal y del Nalón. Aunque más de 20 municipios asturianos se consideran oficialmente concejos mineros. Durante los años 60 comenzó el declive de la actividad, que ha dado lugar al cierre de casi medio centenar de pozos. Algunas de las minas asturianas se han visto sometidas a algún que otro cambio y han pasado, durante los últimos años, del sector primario al sector servicios. Así, en los terrenos de la escombrera de la emblemática Mina de San Vicente, situada en El Entrego, se levanta hoy el Museo de la Minería de Asturias (MUMI), concebido como un homenaje a la actividad minera en Asturias.

Entrar en el MUMI es dar marcha atrás en el tiempo. Pero no solo a los inicios de la minería en la región, sino al inicio de los tiempos. La sala de Grandes Máquinas y la de Antiguas Tecnologías Mineras muestran las técnicas más rudimentarias y su evolución con el paso de los años. A través de reproducciones detalladas de distintos modelos se pueden conocer y experimentar las tecnologías utilizadas para ventilar y drenar los pozos, transportar los minerales o realizar el laboreo. Y de ahí, un salto a mediados del siglo XIX, donde la sala de Vapor y Revolución Industrial muestra el despliegue del ferrocarril por el Principado y su conexión con la meseta castellana. 

 

Interior del Museo de la Minería de Asturias
Interior del Museo de la Minería de Asturias

La exposición de lampistería, donde se muestran los artefactos utilizados para la iluminación de las minas, así como la Casa de Baños o la Enfermería son lugares de obligada visita para conocer a la perfección el funcionamiento y costumbres de los pozos y sus trabajadores. Pero la joya de la corona del edificio es, sin duda, la mina-imagen.  

Un paseo a 800 metros bajo tierra

Los visitantes al Museo de la Minería de Asturias tienen la oportunidad de meterse en la piel de un minero gracias a la mina-imagen. Una jaula o ascensor minero desciende 800 metros bajo tierra a una perfecta reproducción de minas para iniciar un paseo de casi un kilómetro de distancia. Un recorrido que permite conocer, a través de distintas recreaciones, los aspectos más significativos del trabajo bajo tierra: extracción de carbón, arranque por picadores, rozadora o entibación, o incluso los sostenimientos utilizados en galerías y el transporte del mineral en el interior de los pozos. Una experiencia única que el MUMI ofrece de martes a domingo, en horario de 10.00 a 14.00 y de 16.00 a 19.00 horas. 

El Museo de la Minería de Asturias permite acceder a las entrañas de la tierra
El Museo de la Minería de Asturias permite acceder a las entrañas de la tierra

Pero este no es el único museo minero que alberga el Principado. El Ecomuseo Minero Valle de Samuño, el Pozo de Sotón o el Poblado Minero de Sotiello, acercan esta experiencia en las entrañas de las minas a todo aquel que tenga interés por conocer su historia.

Para acercarte a todo lo que te ofrece el Paraíso Natural no dejes de visitar www.turismoasturias.es

Valora este artículo

7 votos
Comentarios

La historia de la minería, en primera persona