Asturias deberá adaptar más de 2.000 postes eléctricos para impedir la electrocución de aves

Las compañías eléctricas están obligadas por ley a corregir los tendidos eléctricos pero alegan que el Gobierno debe ayudarlas a financiarlo

Ave posada sobre un tendido eléctrico poste eléctrico

Redacción

Las compañías eléctricas con base en Asturias están obligadas a adaptar 2.737 torres para evitar la electrocución de aves. Es lo que se deduce de ley de responsabilidad ambiental (2007) y un posterior decreto (2008). En el conjunto de España, la mejora afecta a un total de 230.823 instalaciones, que se corresponden con el número de torres que se deberían empezar a adaptar desde finales del 2014, de acuerdo con el estudio realizado en ese momento para evaluar las inversiones realizadas a través del Estudio de integración de necesidades de financiación impuestas por el real decreto 1432/2008. La inversión prevista supera en el Principado los cuatro millones de euros. 

Todavía no hay una fecha precisa para la adaptación de todas las torres ya que la ley de responsabilidad ambiental y el decreto de 2008 obliga a la adaptación para evitar daños a la fauna, pero al mismo tiempo establece en una disposición adicional que el Gobierno debía aprobar un instrumento financiero para ayudarlas en este tipo de actuaciones.

Era el argumento que esgrimían las compañías para retrasar las obras de mejora de sus infraestructuras, que alegaban que mientras no recibieran los fondos públicos no estaban obligadas a realizar las obras. Aunque esta situación puede empezar a cambiar a raíz de una reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha que ratifica la multa impuesta a una eléctrica por la electrocución de un águila imperial y considera que la compañía sí tenía la obligación de presentar un proyecto de adaptación de sus torres.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Asturias deberá adaptar más de 2.000 postes eléctricos para impedir la electrocución de aves