Redacción

El campanu de Asturias no se ha dado prisa en aparecer. A las 12.00 horas saltaba en el pozo del Arcu, en el Sella, ejemplar de 7,1 kilos y 87 centímetros de longitud. Su pescador: Juan Antonio González Menéndez, que el pasado año logró el campanu del mismo río, pero segundo de Asturias y subastó en 9.900 euros. El de este año se trata del más tardío de los que se recuerdan hasta la fecha, destronando con creces al del año 2010, que se pescó en torno a las 10.30 horas en el Narcea. Los rumores y las falsas alarmas han sido la nota predominante en una edición 2018 de la captura del campanu. Tras desmentidos de primera hora sobre el Sella y el Narcea, una alerta precoz resultó ser un plástico, la campaña continuaba.

La mañana ha estado marcada por el estado de los ríos tras las últimas lluvias. Tal factor ha entorpecido la aparición del ejemplar entre un caudal de agua helada y lechada -término con el también se denomina su opacidad-, proveniente tanto del deshielo como de las tormentas de las últimas horas. El Sella, río en el que terminó siendo pescado el campanu, era uno de los que albergaba más probabilidades debido a que, junto con el Eo, reciben menos agua del deshielo y bajan más tranquilos. Por fortuna para los centenares de participantes, las concidiones meteorológicas del sábado y de esta mañana no han empeorado la jornada.

Pese a que estaba previsto que el campanu de Asturias se subastase en la feria de Cornellana, que cumple 20 años, que el ejemplar fuese capturado en el Sella ha dejado a dos velas a los del occidente. Finalmente, la puja ha tenido lugar en Cangas de Onis, junto al Puentón a las 18.00 horas. Juan Antonio González ha vendido la pieza por 11.900 euros 

A la puja acudieron nueve establecimientos hosteleros y se decidió con la oferta final de las sidrerías «El Campanu» -de Cangas de Onís, Ribadesella y Oviedo- y propiedad del experimentado pescador José María Mori Cuesta «el Marqués» que se impuso finalmente en la subasta al hotel María Manuela, de Benia de Onís.

Así se pescó el campanu Juan Antonio González Menéndez sacó el primer ejemplar de casi 7 kilos en el Sella

Valora este artículo

4 votos
Comentarios

El campanu de 2018, el más dormilón