«En el monte cabemos todos»

Más de un centenar de cazadores se manifiesta en Oviedo en defensa de sus derechos

Un grupo de cazadores durante la manifestación a favor de la caza en Oviedo
Un grupo de cazadores durante la manifestación a favor de la caza en Oviedo

Redacción

Los cazadores están hartos. Más de un centenar se han reunido esta mañana en la plaza de la Escandalera de Oviedo para reivindicar sus derechos. No quieren ser agredidos verbal ni físicamente por realizar una actividad tan legal como cualquier otra. A través de las redes sociales o incluso en mitad del monte, muchos cazadores sufren tratos vejatorios, por eso, hoy han pedido tanto a partidos políticos como a la administración que «se les tenga en cuenta, dado que son un colectivo muy numeroso en Asturias». Así lo cuenta Valentín Morán, presentación de la Asociación Asturiana de Caza

«La intención de los grupos ecologistas y animalistas es que se prohíban la caza y el uso de animales para esta actividad», dice Morán, que asegura que día tras día se ven atacados a través de las redes sociales y bajo pseudóminos que, según este cazador, dicen muy poco de su ética, educación y respeto. «Tras la muerte de la cazadora y bloguera Mel Capitán, mucha gente se ha dedicado a desahogarse, por decirlo de una manera suave, faltándole al respeto teniendo en cuenta que no se puede defender. Decir eso de una persona ya fallecida desacredita a cualquier perdona», comenta.

Pero no solo son las redes sociales. Los cazadores también se ven obligados a abandonar los cotos de caza tras la intromisión de grupos ecologistas o senderistas que deciden interrumpir su actividad. «Hemos llegado a ser agredidos físicamente», asegura Morán que cuenta que más de una vez han tenido que morderse la lengua e irse para no continuar con la polémica. «Nosotros pagamos unos cánones cinegéticos para obtener una autorización legal de caza que no se respeta. Se han llegado a sentar en medio del monte obligándonos a irnos, cuando a lo mejor la presa que querías cazar no se puede encontrar en ninguna otra zona», relata.  «En el monte cabemos todos», asegura. Lo necesario para el colectivo es el establecimiento de un protocolo de actuación y buscar la fórmula con la que puedan disfrutar de sus derechos. «No queremos ser los primeros en sobrar en el monte».

El Partido Popular, presente en la movilización

Mercedes Fernández ha querido estar presente durante la movilización, en apoyo al colectivo y como representación del Partido Popular. «Venimos a apoyar a las 56 asociaciones de caza que hay en la región, así como a los 11.000 cazadores y cazadoras con licencia que hay en Asturias. Según afirma la presidenta de la agrupación azul los cazadores suponen una garantía para el mantenimiento del medioambiente y el ecosistema. «Sin cazadores hay plagas y no hay orden en la naturaleza. Son los primeros conservacionistas que tenemos», añade. Según Fernández el colectivo necesita el firme apoyo de las administraciones y una reforma en la Ley de Caza que «data del año 1979 y a día de hoy la situación y sus necesidades han cambiado». 

Los cazadores quieren ser un cebo para el turismo en Asturias

Luis Ordóñez

Cotos, licencias y permisos aportaron a la administración casi 10 millones de euros en la última década. El colectivo afirma que, sin ellos, sería necesario «un ejército» para controlar el jabalí

Entre los años 2006 y 2006, la administración asturiana recaudó gracias a la caza alrededor de 10 millones de euros entre licencias, permisos y los cánones de los cotos regionales. Son datos dados a conocer por la Consejería de Desarrollo Rural como respuesta a una pregunta parlamentaria de la diputada de Podemos Paula Valero. Pero además el colectivo de cazadores considera que es una actividad no suficientemente explotada por su atractivo turístico y que rinde beneficios a empresas relacionadas con el sector y también a la hostelería. Como singularidad de Asturias que podría atraer a cazadores de otras regiones destacan el paisaje y el entorno y también el hecho de contar con una subespecie «única», el rebeco cantábrico, que llama la atención de los aficionados. Así lo destacó el presidente de la Federación Asturiana de Caza, Valentín Morán quien considera que el colectivo ha tenido en demasiadas ocasiones un tratamiento «injusto» sobre su labor para con el medioambiente.

Seguir leyendo

Valora este artículo

4 votos
Comentarios

«En el monte cabemos todos»