Cuatro mapas que demuestran que marzo fue más frío que de costumbre

La Agencia de Meteorología registró en Gijón la temperatura marina más baja de los últimos 14 años y señala una primavera inusualmente lluviosa


Redaccion

La Agencia Estatal de Meteorología prevé para este martes una leve subida de las temperaturas y algunas posibles lloviznas aunque la tendencia a lo largo de la semana sea la de empezar a pasar página al infierno y el helado comienzo de la primavera. Porque lo cierto es que en conversaciones cotidianas el comentario generalizado es que las últimas semanas en Asturias han sido más frías que de costumbre, ha llovido con gran intensidad, que ha sido una prolongación de los últimos ramalazos del invierno más allá de lo acostumbrado. ¿Pero ha sido así?

Uno de los datos que pudieran servir de ejemplo es que el pasado 1 de abril se registró la temperatura más baja en el mar Cantábrico de los últimos 14 años. Fueron 11,4 ºC en concreto, tomados en la boya de Gijón.

Y no se trata sólo de un dato anecdótico. En la AEMET se han publicado más mapas en los que se señala que el mes de marzo ?4muy frío en general». En el registro de carácter térmico de ese mes se resalta que «salvo en gran parte de la franja costera, donde fue frío o normal, y en pequeñas regiones del Suroccidente y Cordillera donde fue extremadamente frío».

Casi lo mismo puede decirse respecto al registro de lluvias, marzo en Asturias fue singularmente húmedo. Pero además, en determinadas comarcas de la comunidad lo fueron en extremo; están calificadas como «extraordinariamente húmedas: centro, gran parte del tercio occidental y en la cordillera central».

Y no es que se trate de un situación particular de Asturias. Lo cierto es que la agencia de meteorología señaló para el conjunto de la península al mes de marzo como «extremadamente húmedo y muy frío». En concreto, indicó que la precipitación media mensual a nivel nacional alcanzó el valor de 163 mm y una temperatura media 1,3ºC inferior al valor promedio de marzo.

 

Lo cierto es que para que Asturias sea así de verde es preciso que haya lluvias regulares. En el balance del año 2007. la comunidad como los territorios vecinos de la Cornisa Cantábrica aparecen en un color singular respecto al resto de regiones del país a la hora de medir las horas de sol que se han recibido a lo largo del año.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Cuatro mapas que demuestran que marzo fue más frío que de costumbre