A la calle con 60 años: los interinos docentes temen un ERE masivo

Alrededor de 200 profesionales asisten a la concentracióncon con la que culmina la huelga convocada por SUATEA. El sindicato cifra el seguimiento en el 40% y el Principado lo rebaja al 5%


Redacción

Contaba un interino docente de Filosofía que frisa los 60 años, hoy en la concentración posterior a la huelga convocada por SUATEA, que está disfrutando de sus últimos meses de clase. Está convencido de que tras las oposiciones le espera la cola del desempleo. Lleva décadas dando clases, se ha presentado a todos los procesos selectivos que ha habido y ha sacado notas que rondan el sobresaliente siempre. Pero no llegó a conseguir plazas. Su disciplina lleva tiempo sin convocarse, así que ahora tiene que volver a estudiar. No cree que a su edad pueda competir con los más jóvenes en notas y teme no superar el corte del 5. Así que la experiencia no le valdrá de nada. Es solo un ejemplo.

Por casos como estos ha organizado SUATEA el paro de 24 horas de hoy y la concentración. Enma Rodríguez, responsable del sindicato denuncia que al actual consejero de Educación, Genaro Alonso, le da igual todo y que está dispuesto a «perder el capital de la experiencia». Los interinos de Secundaria son los que tienen el problema más cerca, ya que suyas son las oposiciones este mes de junio. Pero Rodríguez advierte de que a los de Primaria, que ahora ven los toros desde la barrera, les pasará lo mismo en 2019. «Nun yes de usar y tirar», rezaban muchos de los carteles que hoy portaban los alrededor de 200 profesionales que se han plantado frente a la presidencia del Principado, en Oviedo. Junto a SUATEA estaba la directiva del colectivo ADIA (Asociación de Interinos de Asturias) y miembros de la plataforma PIAS (Personal Temporal Interno Laboral Estatutario de Asturias), que abarca a toda la administración y no solo a los docentes. «Ya nos hemos ganado el derecho a tener este trabajo», ha comentado uno de sus portavoces, Antonio Martos. «Los que están se quedan», coreaban a su alrededor.

La huelga  

Los interinos docentes en Asturias estaban hoy llamados a la huelga por SUATEA, que denuncia que el acuerdo de estabilización de las plantillas de funcionarios firmado con el ministro Cristobal Montoro y las oposiciones van a suponer un auténtico ERE para profesores y maestros con décadas de experiencia. La Consejería de Educación, con datos de las 10 de la mañana, cifraba el seguimiento en el 4,5%. El sindicato, sin embargo, señala que rozó el 40%. El respaldo fue mayor en Secundaria y Formación Profesional que en Primaria, algo comprensible si se tiene en cuenta que los primeros tienen las oposiciones este año. También se está registrando más implicación en algunas zonas del área central como Gijón y Avilés.

SUATEA destaca las dificultades que tuvo para poder hacer un seguimiento de los datos. Muchos centros no les ofrecieron cifras oficiales, ya que solo tienen la obligación de comunicarlas a la propia Administración educativa. A ese primer obstáculo, sumó que muchos interinos sobreviven con medias jornadas, por lo que pueden llegar a los colegios o institutos a última hora del día para impartir sus clases, y que en Cras y centros singulares los servicios mínimos fueron muy elevados. Esto es lo que sus portavoces han denunciado.

A la huelga están llamados un total de 3.000 profesionales, en cifras redondas. Son los docentes que pueblan las aulas de la escuela pública asturiana sin tener una plaza fija, pese a que su trabajo es necesario. Aunque el seguimiento fue desigual, ese 40% implica que algo  más de un millar ha parado hoy. Hubo institutos de Gijón con un 60% de los interinos implicados y otros en los que apenas se ha notado.

La versión de Genaro Alonso  

El consejero de Educación, Genaro Alonso, cifró la huelga de interinos en el 4,5% y señaló que se trata de una «contradicción palmaria porque, por un lado se exige la reducción de la tasa de interinidad al 8%, y por otro se rechaza la convocatoria de oposiciones». Alonso, quien destacó que se va realizar la mayor oferta pública de empleo de la historia de la comunidad, ha recordado que «no hay ningún otro camino» para ocupar una plaza de funcionario y estabilizar el profesorado que no sea el procedimiento selectivo.

El consejero recordó que los interinos que han trabajado concurren a las oposiciones con una «ventaja competitiva» respecto a los que no tienen esa experiencia y ha insistido en la necesidad de garantizar «un equilibrio entre los que están y los nuevos egresados, que tienen todo el derecho a entrar en la función pública». Insistió también en que la administración no despide a nadie sino que convierte las plazas de interino en plazas de funcionario estable bajo los principios de igualdad, capacidad y mérito.

Valora este artículo

5 votos
Comentarios

A la calle con 60 años: los interinos docentes temen un ERE masivo