Crece la tensión entre Garzón y Llamazares por el futuro de IU

El portavoz de IU en la Junta califica de «suicidio» los planes del coordinador federal que acusa al político asturiano de dar informaciones falsas

Llamazares, en un mitin junto a Daniel Ripa y Alberto Garzón, en Gijón
Llamazares, en un mitin junto a Daniel Ripa y Alberto Garzón, en Gijón

Redacción

No parece haber tregua en el seno de IU. El coordinador federal de IU, Alberto Garzón, ha asegurado que su formación es «relevante» y, también, «imprescindible» para transformar política y socialmente España y, de ahí, la voluntad expresada de confluir con otras fuerzas políticas y agentes sociales y sindicales. De tal forma que ha desechado tajantemente la disolución de IU, en contra de la opinión del portavoz de IU en Asturias, Gaspar Llamazares, que ha publicado un artículo en el diario El Mundo. «Son los militantes los que deciden la línea política y en la última asamblea federal la propuesta de Llamazares obtuvo un 5 % de los votos», ha precisado.

En respuesta a los periodistas hoy en Toledo, antes de presidir la clausura de la Asamblea de IU Castilla-La Mancha, a Garzón le ha parecido «inadecuado y un grave error» el artículo publicado por Llamazares porque «publicar determinadas informaciones falsas lo único que puede hacer es deteriorar la imagen colectiva de una organización que se ha posicionado democráticamente en una asamblea». Garzón, que ha calificado de «literalmente falsos» algunos datos del escrito, aunque ha asumido que «entra dentro del debate legítimo porque somos una organización democrática», ha subrayado que «en ningún caso estamos en el escenario planteado por ese artículo o la información, también falsa, publicada el día anterior en el mismo periódico».

Qué dice el artículo de Llamazares

El artículo del portavoz de IU en la Junta General ha acusado al coordinador federal, Alberto Garzón, de «provocar el suicidio de Izquierda Unida, incluso su hibernación como círculo rojo en Podemos» y le ha advertido de que es un «grave error político, porque manda a la abstención a una buena parte de la izquierda». El artículo, titulado El suicidio de IU, el que fuera su coordinador general entre 2000 y 2008 defiende que, a pesar de que IU lleva más de dos años de inmersión en el grupo parlamentario de Podemos, sus «heroicos» electores se mantienen «vivos» y con «clara expectativa al alza en contraste con el estancamiento del conjunto».

Por eso, advierte a Garzón de que no piensa «colaborar» con un suicidio que no tiene «sentido» ni «razón política» y rechaza la idea de que «el tiempo de la izquierda y de IU haya pasado, y que sea necesario hacer tabla rasa de su cultura política de lucha, negociación y gobierno para integrarse en un proyecto distinto y a veces opuesto» como el de Podemos.

Tras recordar que los resultados de las últimas elecciones generales han demostrado que la coalición con Podemos ha «restado votos y desmovilizado a la izquierda», Llamazares avisa a Garzón de que no callará ante su «eugenesia frívola» y su «manipulación interesada de la Historia y la cultura de la izquierda».

La respuesta de Garzón

«Nos encontramos con un crecimiento importante en la afiliación que simpatiza con IU, estamos abriendo nuestra organización con nuevos mecanismos de participación democrática para que cada vez mas gente se pueda sumar a nuestro proyecto, de IU», ha replicado el coordinador federal al planteamiento del político asturiano. «Por tanto, IU esta garantizada no solo para este año, sino para los años venideros», y ha recordado que mañana será el cumpleaños «formal» del 32 aniversario de su creación.

A su juicio, después de «fases muy difíciles», en las que la gente creía que iban a «desaparecer» han «resistido y aguantado» y ahora se están «fortaleciendo de una manera importante». «Y por ello abrimos nuestra organización a la participación democrática y ese fortalecimiento se enriquece también colaborando con otras fuerzas políticas, porque al final tenemos que conseguir un objetivo común de transformar nuestro país», ha aseverado. De hecho, sobre esa política de confluencia, ha recordado que en el último referéndum de la organización el 85 % de la militancia se postuló a favor, y ha remarcado que IU tiene una «hoja de ruta propia» frente a otros partidos «potencialmente aliados».

En este punto, Garzón ha defendido «las conversaciones con fuerzas aliadas» que, aún siendo diferentes a la coalición, «pueden compartir en determinados momentos» su política, y ha remarcado que «IU no se va a detener, a esperar a nadie». «En suma -ha zanjado- ningún miedo por la existencia de IU, que cada vez está más fuerte no solo orgánicamente, sino en percepción de la ciudadanía, y con una fuerza institucional muy relevante».

El coordinador federal de IU ha manifestado que el objetivo es que en las elecciones municipales de 2019 los militantes de IU consigan que se mejore la presencia institucional, algo que cree que se puede cumplir, y por tanto «esos temores de desaparición, que no son nuevos y se repiten cada cierto tiempo, están infundados y la realidad acabará por demostrarlo, como durante los 32 años anteriores».

Valora este artículo

5 votos
Comentarios

Crece la tensión entre Garzón y Llamazares por el futuro de IU