Educación se queda con el calendario tradicional de vacaciones

La consejería descarta la semana de descanso de noviembre y establece un macropuente en carnaval

La vuelta al «cole»
La vuelta al «cole»

Nuevo intento fracasado. La oposición de las familias ha dado al traste con la revolución del calendario escolar que plantean los sindicatos y que la propia Consejería de Educación y Cultura había puesto sobre la mesa. El consejero Genaro Alonso ya lo había dejado claro. O había unanimidad o no se cambiaba nada. Así ha sido. La administración ha aprobado el calendario escolar para el curso 2018-2019 en una reunión a la que han asistido el director general de Planificación, Centros e Infraestructuras Educativas, Roberto Suárez, y representantes de las familias, las organizaciones sindicales de la enseñanza pública y concertada, y las direcciones de los centros. La estructura es la clásica, con las vacaciones de Navidad, Semana Santa y verano y un macropuente en carnaval. La semana de noviembre que trataba de equilibrar un primer trimestre demasiado prolongada ha desaparecido de la programación.

El Principado, consciente del revuelo que se genera cada vez que se pretende modificar el calendario, puso sobre la mesa dos alternativas. Finalmente, se ha apostado por la más tradicional, «después de escuchar las diversas posturas de todos los agentes implicados», según ha argumentado la propia administración. La de hoy era la segunda reunión. La primera ya había tenido lugar el pasado 2 de mayo. En ambas se tuvieron en cuenta las aportaciones de los colectivos. 

¿Cómo queda? 

El calendario aprobado introduce como días no lectivos el 31 de octubre y el 2 de noviembre, de tal manera que se juntarían al 1 noviembre (festivo nacional). Esta medida alternativa ayuda a equilibrar el periodo lectivo en cada trimestre y a establecer un tiempo de descanso tras las primeras semanas del curso. Sin embargo, la otra opción, la que levantó más polémica contemplaba una semana entera.

El curso en Primaria comenzará en Asturias en Primaria el 10 de septiembre y el 14 lo hará en Secundaria y otras enseñanzas. Las vacaciones de Navidad se han fijado del 24 de diciembre al 7 de enero (ambos incluidos) y las de Semana Santa, del 15 al 19 de abril (ambos incluidos). Los días no lectivos serán el 31 de octubre, el 2 de noviembre y el 7 de diciembre. Tampoco habrá clase el 1, 4 y 5 de marzo (carnaval). Esta última propuesta ayuda a equilibrar el período de clases en el segundo trimestre. El fin de curso de Primaria será el 19 de junio y el de Secundaria, el 25. En total, se han aprobado 177 jornadas lectivas.

Con esta estructura, el alumnado de Primaria contará con 69 días con clases en el primer trimestre, 66 en el segundo y 42 en el tercero. En el caso de Secundaria, los estudiantes tendrán 65 días lectivos en el primer período, 66 en el segundo y 46 en el tercero.

¿Como deberíamos llamar a las vacaciones escolares?

S.D.M.
.

Castilla y León sustituye Navidad y Semana Santa por «primer y segundo periodo». SUATEA y Asturias Laica reclaman que en el Principado se llamen «invierno y primavera»

Vacaciones de primer periodo y vacaciones de segundo periodo. Así llamará, a partir del próximo curso, Castilla y León a sus vacaciones escolares. Ese es el nombre que aparece en el último borrador de calendario negociado entre el Gobierno del PP y los sindicatos. Durante las conversaciones, quedó en el camino la implantación de organización de un modelo similar al de Cantabria, con cinco periodos diferentes, pero sí mantuvieron su intención de cambiar su denominación y limpiarla de connotaciones religiosas. Los cántabros son los pioneros en España en dividir el curso en cinco bloques pero, sin embargo, mantuvieron el apelativo tradicional. ¿Qué pasa en Asturias? En el Principado, los sindicatos fueron los primeros en España en exigir una organización nueva, basada en criterios pedagógicos y no en las fiestas religiosas. Ese proyecto también incluía un cambio de denominación. Pero el rechazo frontal de los padres acabó con la iniciativa en un cajón. 

Seguir leyendo

Reacciones

UGT ha lamentado que se haya perdido otra vez la oportunidad de cambiar el calendario escolar. UGT, junto con la mayoría de las organizaciones sindicales, había defendido el cambio en la organización y la implantación de un calendario escolar novedoso «que se empezó a llamar alternativo y que a nosotros nos gusta denominarlo pedagógico». Su responsable de Enseñanza, Maximina Fernández Otero, ha recordado que es el modelo que tienen en Cantabria, es el modelo francés y el que existe con pequeñas variaciones en otros países europeos. Fernández Otero considera que este sistema alternativo, que ha sido rechazado por los padres, «racionaliza la distribución lectiva, contribuye a mejorar el bienestar físico y emocional de los alumnos y redunda en una mejora del aprendizaje del alumnado». No obstante, entiende que debe contar con el consenso de toda la comunidad educativa y que tiene que venir acompañado de otras medidas que faciliten la conciliación, impulsada por los Gobiernos autonómicos, los ayuntamientos y las empresas.

  

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

Educación se queda con el calendario tradicional de vacaciones