«Igualar llingua a separatismo es rídiculo y demuestra carencias intelectuales básicas»

Luis Ordóñez
Luis Ordóñez REDACCION

ASTURIAS

Xosé Antón González Riaño
Xosé Antón González Riaño

El presidente de la Academia de la Llingua, Xosé Antón González Riaño, reclama que los partidos inicien ya los pasos para consensuar la oficialidad

12 may 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

En su primer discurso como presidente de la Academia de la Llingua Asturiana (ALLA) en el teatro Campoamor en el acto central de la Selmana de les Lletres Asturianes, Xosé Antón González Riaño pidió al público presente que se pusiera en pie para aplaudir la celebración de la cultura asturiana. Y no era un gesto baladí, sólo unos meses atrás en el mismo escenario, un grupo de asistentes a una representación de ópera había silbado la alocución en asturiano para presentar la obra antes de que se levantara el telón. Un acto de desagravio y justo después de que hubiera concluido la segunda manifestación masiva en las calles de Oviedo para reclamar la oficialidad en apenas 15 días. El debate sobre la oficialidad ocupa ahora un lugar central en la política asturiana y también ha cruzado la cordillera, siendo objeto de editoriales y reportajes en medios nacionales que, en ocasiones, presentan la cuestión como algo sobrevenido y sorprendente.

--Al ser recogido en medios nacionales, el debate sobre la oficialidad del asturiano se presenta como si fuera algo muy reciente pero es un reivindicación de décadas.

--A veces en el contexto español que ahora se hable tanto de las posibilidades de la oficialidad del asturiano, incluso de la existencia del asturiano como lengua. Sin embargo esta reivindicación tiene más de 40 años, en pleno franquismo en 1974 en Asturias surge un movimiento cultural y social que dinamiza una organización que se llama Conceyu Bable que exigía dos cuestiones: el alcance de las libertades democráticas por un lado, y el reconocimiento de la lengua y la cultura asturianas por otros. Estamos hablando de 1974 y conviene saber también que en el periodo de la transición democrática la primera gran manifestación que se hizo en Asturias, con miles de personas y que fue en el año 1976 que reclamaba la autonomía para Asturias y la presencia escolar del asturiano. Contó con la participación de todas las fuerzas democráticas en Asturias pero que estaba convocada por Conceyu Bable, porque se consideraba que era el elemento que de alguna manera podía dar cobijo a todas las sensibilidades democráticas que había. La Academia de la Llingua se crea en 1980, sus estatutos los da el gobierno del Principado en el año 81, por lo tanto estamos hablando de décadas de un proceso, porque la escolarización del asturiano empieza en el año 84, décadas, aunque ahora sea un elemento de actualidad en la política de Asturias.