«El PSOE será garante de que el asturiano sea un derecho, no una imposición»

La secretaria de Organización de la FSA, Gimena Llamedo, afirma que el partido ultima una propuesta sobre al oficialidad con «sensatez»

Gimena Llamedo
Gimena Llamedo

Gimena Llamedo es secretaria de Organización de la Federación Socialista Asturiana, defiende que el partido irá a las urnas con una propuesta de oficialidad que garantice que sea un derecho y no «una imposición». También considera que ligar esta cuestión al nacionalismo responde a un interés electoralista.

--La aprobación de la enmienda a favor de la oficialidad en el último congreso de la FSA supuso un cambio histórico en la postura de la organización, en su opinión ¿a qué se debe que se haya dado ese paso?

 --Como ya aseveran desde hace años el Consejo de Europa o la UNESCO,  tanto el asturiano como la fala están en peligro de desaparición a medio y largo plazo. Conscientes de la situación, la FSA ha dado un paso al frente para proteger un patrimonio cultural que es de toda Asturias y que es una importante parte de nuestra historia.

 --El expresidente José Luis Rodríguez Zapatero señaló en Oviedo que apreciaba una mayoría creciente a favor de la oficialidad, ¿comparte su apreciación? ¿por qué cree que es así?

 --Por lo que le decía  anteriormente, la sociedad asturiana es consciente de la delicada situación que atraviesa el asturiano. Este hecho se veía en las recientes movilizaciones en las calles reclamando su cooficialidad y el presidente José Luis Rodríguez Zapatero, que siempre ha demostrado una especial sensibilidad con los derechos y libertades, lo sabe. 

 --Lo cierto es que hay también destacados dirigentes socialistas, singularmente en el Gobierno asturiano, que han manifestado su oposición explícita a esta medida, ¿es una cuestión que divide al socialismo asturiano?

--El PSOE es un partido plural, esa es una de nuestras fortalezas. No nos caracterizamos por el pensamiento único, es difícil encontrar una cuestión política que suscite un apoyo unánime, no ya en el PSOE, sino en cualquier partido político. La postura de nuestro partido con respecto a la cooficialidad fue debatida en el último congreso. Ahora es el momento de definirla y hacerlo teniendo en cuenta la realidad de nuestra comunidad autónoma.

 --El secretario general, Adrián Barbón, acuñó la idea de un modelo de oficialidad «amable» y que sume el mayor consenso posible, ¿en qué se concretará esta propuesta?

 --En el PSOE asturiano somos conscientes de que la cooficialidad, pero sobre todo el modelo de aplicación, es un tema relevante para los asturianos y asturianas. En este momento estamos ultimando el modelo, que se concretará en el programa electoral  autonómico y se aplicará con sensatez . El PSOE será garante de que el asturiano sea un derecho, no una imposición . Un modelo que estamos seguros será aceptado y defendido por una mayoría social. La cooficialidad es un significante que hay que llenar de significado, y lo haremos con una propuesta en la que todos los asturianos y asturianas se sientan incluidos.

 --En las manifestaciones más recientes en la calle a favor de la oficialidad algunas organizaciones han reclamado que los pasos para reforma del Estatuto en este sentido se den ya en esta legislatura y no en la siguiente ¿qué opinión le merece?

 --El PSOE asturiano ganó las elecciones autonómicas de 2015 con un programa electoral, nuestro contrato con la sociedad,  que no incluía la cooficialidad. No queremos faltar a nuestro compromiso. El PSOE asturiano ganará las elecciones autonómicas de 2019 con un programa electoral que sí incluirá la cooficialidad.

 --En el debate público entre los partidos en ocasiones se ha vinculado la oficialidad con cuestiones identitarias o nacionalistas ¿qué le parecen esas comparaciones?

 --Es evidente que estamos ante una vinculación interesada que obedece a puro electoralismo. A meter miedo y tratar de dividir a los asturianos y asturianas. No vamos a entrar en ese juego, en Asturias no existen sentimientos nacionalistas. Lo que sí existe es orgullo de pertenencia y de región así como un profundo respeto a nuestros símbolos y nuestra cultura.

--¿Cree que en Asturias hay riesgo de fractura social por la cuestión de la oficialidad?

 --Las fracturas sociales las provocan los partidos políticos cuando afrontan los temas de manera irresponsable con excesos y extremismos injustificables que sólo obedecen a sus propios intereses políticos. Asturias es una tierra acogedora y sus gentes son personas con mucho sentido común. Confío en que los dirigentes políticos de la derecha asturiana estén a la altura de nuestra sociedad.

 --Ciudadanos, pero también especialmente el PP han manifestado una oposición frontal a la posibilidad de que se apruebe la oficialidad ¿a qué achaca esa virulencia?

--Lo que el PSOE no va a permitir es que se banalicen los derechos de la ciudadanía y se ridiculice nuestra riqueza cultural; algo que por otro lado es muy propio de las derechas.

Valora este artículo

5 votos
Comentarios

«El PSOE será garante de que el asturiano sea un derecho, no una imposición»