El feminismo vuelve a llamar a las calles el 16 de mayo

Oviedo, Gijón, Avilés, Luarca, Laviana o Llanes serán escenarios de concentraciones para reclamar el cumplimiento del pacto de Estado y más presupuesto contra la violencia machista

De izquierda a derecha, Raquel Ruiz, Jessica Castaño, Olga Rimada y Blanca Cañedo, en la presentación de la movilización feminista del 16 de mayo en Asturias
De izquierda a derecha, Raquel Ruiz, Jessica Castaño, Olga Rimada y Blanca Cañedo, en la presentación de la movilización feminista del 16 de mayo en Asturias

Gijón

El feminismo vuelve a convocar a la ciudadanía para demostrar en la calle que la energía desplegada en las calles el pasado 8 de marzo o después de la polémica sentencia de «La Manada» no es cosa de dos días. El próximo miércoles, día 16 de mayo, las plazas de Oviedo, Gijón, Avilés, Luarca, Laviana, Llanes y otros municipios asturianos serán, como centenares de otras plazas en el resto de España, el escenario de una convocatoria que, bajo el lema «Compromiso=presupuesto», ha partido de cerca de 300 organizaciones feministas. El eje de la movilización es la exigencia al Gobierno central de que inicie la transferencia de los recursos comprometidos en el Pacto de Estado por la Violencia de Género aprobado el pasado septiembre en el Congreso; una cifra que «ya se ha recortado», y de cuya ejecución dependen los «programas de prevención, deteccion y atención integral frente a la violencia machista», y muy en particular las acciones ejecutadas desde las administraciones locales.

Sin voluntad política

«No estamos viendo voluntad política de cumplir el pacto», han denunciado este mediodía en Gijón representantes de algunas de las entidades Jessica Castaño, Olga Muñiz, Blanca Cañedo-Argüelles y Raquel Díaz en el curso de una rueda de prensa celebrada al mediodía de hoy en la Casa de Encuentros de las Mujeres en Gijón. En ella han advertido de la «falta de seriedad» del Ejecutivo que, seis meses después del Pacto, no ha incluido en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado el citado compromiso, que debería plasmarse en partidas de 100 millones para la administación autonómica y otros 20 para las locales en incrementos anuales de 20 millones de euros. Los colectivos feministas también reclaman que se pongan en marcha las modificaciones legislativas previstas por el Pacto de Estado para habilitar la llegada de esos recursos a los agentes autonómicos y locales. Para ello, como para el resto de iniciativas institucionales en relación con la violencia machista, han pedido «políticas que sean fruto del consenso».

Pero también precisan que «no se trata de pedir sin más dinero», sino de hacer ver que del empleo de ese dinero dependen sobre todo las políticas de prevención y formación en materia de género, en las que ven los pilares básicos para resolver la lacra de la violencia machista. «Se pone demasiado el ojo en la víctima, y el victimismo no ayuda. No solo se trata de tener recursos para atender a las víctimas sino sobre todo de hacer todo un programa de prevención», ha señalado Blanca Cañedo-Argüelles, quien, como sus compañeras, se ha manifestado «muy optimista» sobre la convocatoria del miércoles y sobre todo el «cambio de mentalidad» que se está operando a partir del movimiento feminista.  «El feminismo no es solo cuestión de mujeres, todos somos feministas», ha añadido ante una movilización en la que las representantes asturianas esperan ver demostrado que «la gente está con ganas de salir a la calle para reivindicar cosas».

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

El feminismo vuelve a llamar a las calles el 16 de mayo