Redacción

El feminismo ha iniciado una lucha que no tendrá fin hasta ver cumplidos sus objetivos. El 8 de marzo marco el inicio de una nueva era que se mueve en torno al eje de la exigencia por la equiparación de los derechos y oportunidades entre hombres y mujeres. Esta vez, el eco que ha llamado a la movilización en diferentes ciudades de toda España es el debido cumplimiento por parte del Gobierno Central del Pacto de Estado contra la violencia machista. Bajo el lema Compromiso=Presupuesto, las calles han dejado claro que se ha de invertir -sin recortar la cantidad previamente acordada- en la construcción de una sociedad más justa.

En Oviedo, centenares de personas han apoyado la concentración. «Esto es un engaño, una burla», señalan desde la organización. «Aunque el Pacto de Estado contra la Violencia de Género eran unas migajas, era el comienzo. Por eso estamos aquí, para reivindicar la necesidad de esas migajas. No es que no haya dinero, sino que las prioridades son otras. No vamos a permitir que nuestros derechos queden en nada».

Del mismo modo, en la Plaza Mayor de Gijón varios cientos de personas -con una fuerte representación política de partidos como el PSOE, XsP e IU, así como de organizaciones sindicales- han clamado por «menos lacitos y más euritos», en referencia a la falta de concreción de los compromisos presupuestarios del Gobierno que han movilizado de nuevo al feminismo. Una «performance» y una tamborada han amplificado el mensaje del manifiesto en el que se denuncia que «no es que no haya dinero, sino que las prioridades del Gobierno son otras».

#AlertaFeminista16Mayo

Las redes sociales también han acogido la convocatoria. Bajo el hashtag #AlertaFeminista16Mayo, varios colectivos feministas han difundido a través de Twitter la convocatoria, que ha sido lanzada con un vídeo. «Nos roban 120 millones», señala el spot editado con imágenes y recursos de las últimas movilizaciones feministas contra la sentencia de La Manada. El Pacto de Estado contra la Violencia de Género rubricado por el Parlamento contempla un presupuesto de 1.000 millones de euros en cinco años, es decir, 200 millones de euros anuales a partir de 2018. De ellos, 80 corresponderían a la Administración Central, 100 a las comunidades autónomas y 20 a los municipios. En dicho video, en el que las convocantes recalcan que la violencia machista ha dejado a «más de 900 asesinadas», se incluyen declaraciones del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, expresando su compromiso de destinar más recursos a la lucha contra la violencia. Estas palabras se intercalan con imágenes de manifestantes al grito de «No te creo» y «vergüenza», entre otros.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Asturias exige en la calle un feminismo real