Así son las hipotecas de los políticos en Asturias

La controversia sobre el préstamo solicitado por Iglesias y Montero centra el interés en las declaraciones hipotecarias de los representantes y cargos en las instituciones regionales

Junta General del Principado
Junta General del Principado

Los 540.000 euros de hipoteca solicitados a la Caixa d'Enginyers por Pablo Iglesias e Irene Montero para su controvertido chalet en Galapagar han puesto en primera línea del debate político un dato de la economía doméstica de los representantes políticos españoles que, por lo general, no causa tanto revuelo. Es una información que, por otra parte, está disponible en las declaraciones de bienes de todos los políticos -también los asturianos- desde que las administraciones han implantado normativas de transparencia para obligar a cargos electos y altos cargos a hacer declaración pública de informaciones relativas a sus rentas y patrimonio. Entre ellos, si es que las tienen contraídas, las cuantías de sus débitos hipotecarios.

Naturalmente, el presidente autonómico, Javier Fernández, es el primero. Su patrimonio inmobiliario -tres viviendas en régimen de gananciales, que ya fueron utilizadas como munición política por Podemos- dan lugar todavía una deuda de 152.684 euros sobre los 280.00 que el dirigente socialista pidió en préstamo en 2013 a Liberbank. Sobre la mayor parte del resto de su gabinete no hay datos; no por secretismo o incumplimiento de las leyes, sino porque la mayor parte de los consejeros y consejeras del Ejecutivo autonómico del PSOE ya liquidaron sus pasivos hipotecarios. Solo la consejera de Hacienda, Dolores Carcedo, tiene pendientes de pago 60.681 euros, mientras que el consejero de Presidencia y Participación Ciudadana, Guillermo Martínez, declara una hipoteca de 99.910 euros.

Entre los cargos electos asturianos, es el forista Pedro Leal el que -aun quedando muy lejos del horizonte de la hipoteca del líder de Podemos y la diputada Montero- el que acumula una mayor cuantía en este tipo de préstamos; un total de 331.021 euros repartidos en tres concesiones: la primera en 2007 (137.500 euros) y las otras dos en 2010 (171.970 y 21.551respectivamente). Le sigue de cerca el exalcalde y concejal ovetense Agustín Iglesas Caunedo, que declara haber solicitado una hipoteca por valor de 316.000 euros.

Por encima de 200.000 euros

Por debajo de esa cota máxima y por encima de la línea de los 200.000 euros de hipoteca se encuentran, por ejemplo, el concejal popular del ayuntamiento de Oviedo Fernando Fernández-Ladreda, a quien se le concedió una hipoteca de 267.033 euros. Su correligionaria en el grupo parlamentario del PP en la Junta General Fe Gómez Alonso suscribió una hipoteca de 262.000 euros en 2009, y el parlamentario forista Pedro de Rueda, una de 222.404 euros en 2010 a la que hay que añadir otro préstamo de 28.686 euros solicitado en 2014. También en la corporación ovetense, el edil de Ciudadanos Luis Antonio Zaragoza, declara 226.031 euros  como suma de tres préstamos hipotecarios distintos, dos de ellos de algo más de 61.000 euros y un tercero de 103.435.

No muy lejos de esas cuantías anda la alcaldesa de Gijón, la forista Carmen Moriyón, que en su declaración consigna una hipoteca de 211.477,52 euros suscrita en 2010. Su vicealcalde, Fernando Couto, pidió un préstamo de 200.000 para la financiación de su vivienda unifamiliar en Cabueñes, de la que es propietario al 50%; una cifra ligeramente superior, sin salir de la corporación gijonesa, de los 210.000 euros concedidos a la concejala socialista Marina Pineda para el mismo fin en 2003.

El parlamentario Enrique López es el único político asturiano de la órbita de Podemos que supera la cota de los 200.000 euros en este tipo de préstamos para la vivienda: 204.34,12 euros fue la cuantía exacta de la hipoteca que se le concedió en 2001, y de la que ya tiene abonada más de la décima parte. Su compañera de bancada Lorena Gil pidió 115.000 euros en 2006 para una vivienda en copropiedad, y está también casi liberada del débito. El resto de integrantes del grupo morado no tienen vivienda en propiedad, a excepción de Paula Valero, que en su día solicitó 60.000 euros en este concepto.

En la Junta General

De los 45 diputados autonómicos, 25 dan cuenta de préstamos hipotecarios en sus declaraciones, empezando por el presidente de la cámara regional, el socialista Pedro Sanjurjo, que en 2007 solicitó una hipoteca por valor de 150.000 euros; cuantía casi idéntica a la que dos años antes había obtenido en préstamo la portavoz popular en el parlamento autonómico y presidenta del PP asturiano Mercedes Fernández: 149.411 euros. El también popular José Agustín Cuervas-Mons declara os hipotecas, una de ellas de 128.654 y otra de 40.000, aunque ambas para propiedades en multipropiedad al 50 por ciento.

Todos los parlamentarios de Foro siguen amarrados a sus respectivas hipotecas. Aparte del mencionado Pedro Leal, la portavoz, Cristina Coto, consignaba en su última declaración haber abonado la mitad de un préstamo de 180.000 euros, mientras que Carmen Fernández solicitió una de 150.000 euros. En ambos casos, para viviendas de las que son propietarias al 50 %.

Tres de los integrantes del grupo parlamentario de IU están libres de hipotecas, empezando por su portavoz, Gaspar Llamazares. Solo siguen abonando las suyas Marta Pulgar -con un préstamo de 120.000 para una vivienda en gananciales- y Ovidio Zapico, que solicitó en su día una por valor de 31.713 euros.

En los ayuntamientos

Por ayuntamientos, de los 27 concejales de la corporación gijonesa, 14 tienen hipotecas. En el portal de transparencia municipal hay casos en los que solo se consigna que la hipoteca o hipotecas existen, y otros en los que solo se declara el monto pendiente. Sí aparecen los 50.920 euros del empréstito para el portavoz socialista, José María Pérez, y la ausencia de hipotecas de los de XsP, Mario Suárez del Fueyo, y la de 26.202 del de IU, Aurelio Martín, que declara cinco vivendas de plena propiedad.

En Oviedo son 12 de los 27 ediles, y en Avilés, 11 de los 25: una proporción muy similar en los mayores ayuntamientos de Asturias. Al contrario que su homóloga gijonesa, el alcalde socialista de Oviedo Wenceslao López, no declara hipoteca. La regidora avilesina, Mariví Monteserín, tiene pendiente el pago de 30.000 euros de la suya.

En el consistorio ovetense, de los seis ediles de Somos Oviedo, solo declara hipoteca la vicealcaldesa Ana Taboada, que manifiesta tener pendiente el pago de 46.414euros de una hipoteca sobre una vivienda en copropiedad. En el ayuntamiento capitalino, la mayor parte de la deuda hipotecara por grupos se centra en el PP, 7 de cuyos 11 concejales declaran tenerlas. Por el contrario, en el grupo municipal gijonés, su exportavoz y ahora Delegado de Gobierno, Mariano Marín y su sucesor, Pablo González, no dan cuenta de créditos hipotecarios, o ya los abonaron en su totalidad. En Avilés, uno de los préstamos de mayor cuantía es el de la concejala de Cultura avilesina, la socialista Yolanda Alonso pidió un préstamo de 173.000 euros.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Así son las hipotecas de los políticos en Asturias