El reconocimiento de las víctimas asturianas del nazismo llega a la Junta General

PSOE, Podemos e IU impulsan una iniciativa conjunta para que el gobierno lleve a cabo las acciones oportunas para promover la memoria

monumento víctimas nazismo

Oviedo

La Mesa de la Cámara de la Junta General del Principado de Asturias ha admitido a trámite esta semana una proposición no de ley conjunta de PSOE, Podemos e IU para el reconocimiento y homenaje a las víctimas del nazismo en los campos de concentración, en particular a los asturianos y a sus familiares. La iniciativa, que será debatida en el pleno de la Junta General del Principado, pide al Gobierno asturiano que impulse cuantas acciones se consideren oportunas para promover la memoria de esas víctimas. También instan al Principado a mantener una presencia institucional en los actos internacionales de conmemoración que se celebran en el campo de Mauthausen con ocasión del aniversario de su liberación, colocando una placa que deje constancia del reconocimiento de Asturias.

Por último, PSOE, Podemos e IU solicitan al Principado que divulgue los nombres de las víctimas y represaliados asturianos en los campos de concentración alemanes y que garantice que se conozca y difunda la magnitud de la represión ejercida.

En la exposición de motivos, los grupos señalan que este año 2018 se cumplen 73 años de la liberación de los campos nazis. Recuerdan que entre 1940 y 1943, casi 9.000 españoles republicanos fueron internados en campos de concentración por la Alemania nazi, donde muchos perecieron. La mayoría de los poco más de dos mil que lograron sobrevivir no regresaron nunca a su país.

De ellos, 185 asturianos, incluyendo cuatro mujeres, de los que 95 perecieron en los campos, 58 fueron liberados, dos se evadieron y de los 30 restantes no se tienen datos. Su rastro «quedó olvidado e infravalorado tanto durante la España franquista como incluso en la época de democracia», explican en la proposición.

«Las víctimas de los campos nazis no lo fueron por azar, sino como resultado de su posición en defensa de la República, derrotada por las armas fascistas, y que los abocó al exilio. Fueron enemigos de Franco y enemigos de Hitler y por esta condición acabaron siendo deportados a los campos del Reich», señalan.

Además, señalan que la culpabilidad de la dictadura franquista se extendió a lo largo de 40 años, al mantener la «estigmatización de los vencidos» en la guerra y sus familias, al «negar los derechos morales y materiales a los antiguos deportados y al impedirles constituir una asociación para su amparo, en contraste con lo que sucedía en la mayoría de los países de Europa».

En el año 2016, recuerdan que la República francesa concedió su máxima distinción, la Legión de Honor, a Manuel Alfonso, Virgilio Peña, Juan Romero y José Alcubierre, cuatro españoles deportados en los campos de exterminio nazis. «Por el contrario, el Estado español sigue ignorando el dolor sufrido por miles de republicanos españoles deportados con la complacencia del Gobierno franquista. Entre estos miles, cerca de 200 asturianos pasaron por Mauthausen, Gusen, Buchenwald, entre otros campos de muerte», lamentan en la iniciativa, a la que ha tenido acceso Europa Press.

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

El reconocimiento de las víctimas asturianas del nazismo llega a la Junta General